Compartir
Publicidad
Publicidad

El alquiler emocional como factor motivador para los hijos

El alquiler emocional como factor motivador para los hijos
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de la organización de la economía doméstica, las familias se dividen en dos claros grupos en la relación con los hijos cuando comienzan a incorporarse al mundo laboral. Estos dos grupos son:

  • Aquellas que siguen actuando como si el hijo tuviera 15 años de manera indefinida
  • Aquellas en las que el núcleo familiar que le impone unas responsabilidades económicas a los hijos una vez que comienzan a tener ingresos por el trabajo, obligando a que contribuyan económicamente con los gastos del núcleo familiar.

El segundo caso, sería el caso más acorde con una correcta educación de los hijos; aquella que impone un alquiler emocional, de cuantía variable y tampoco realmente obligatoria pero que genera un halo de responsabilidad importante en la educación financiera de los hijos.

Por contra, la ausencia de responsabilidades económicas para con la familia una vez los hijos comienan su andadura profesional es una tónica que se percibe en muchas personas y puede ser un factor altamente desmotivante para mejorar, prosperar e intentar buscarse un futuro mejor. Hoy en día, vemos como el paro juvenil es un verdadero problema, al igual que también se habla de la generación ni-ni u otras comparaciones peores como los nuevos funemployed.

Pero si no comenzamos apretando las clavijas financieras cuando vienen vacas gordas y buenas nóminas, a la hora de las vacas flacas, nadie se atreve a independizarse, a salir de su casa o a adquirir unas responsabilidades futuras de alcance. Un ejemplo, supongamos una persona con 25 años que cobre 1.000 euros. Si el alquiler emocional que esta persona pagara en casa fuese de 600 euros, pondría toda la carne en el asador para mejorar en el trabajo, para salir de su casa o para emanciparse intentando que los costes de dicho alquiler fuesen mucho menores.

Esta asignatura está pendiente en muchas familias y sólo genera que los jóvenes sigan viviendo en los núcleos paternos sin ganas ni perspectivas de salir del paraguas familiar.

En El Blog Salmón | La generación más preparada de nuestra historia arrastrada a convertirse en una generación perdida, El abandono escolar sube en España
Imagen | Torpe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos