Publicidad

Presupuestos prorrogados: el desfase se va a cubrir con deuda

Presupuestos prorrogados: el desfase se va a cubrir con deuda
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

El PSOE no ha conseguido aprobar sus Presupuestos Generales del Estados y, por tanto, se han tenido que prorrogar los presupuestos del 2018. El margen de maniobra del PSOE se ha limitado pero aún queda alguna posibilidad para actuar.

España se enfrenta a diferentes decisiones en materia de financiación de la deuda pública, que condicionan la sostenibilidad del crecimiento económico, como la reducción del déficit público.

Nos podemos preguntar: ¿Cómo se va a conseguir cubrir el desfase de los presupuestos prorrogados?

En 2019 se necesitan 209,5 miles de millones de euros para continuar con los mismos presupuestos

Durante el 2019, España, a través del Tesoro Público, tiene que poner en circulación alrededor de 209.500 millones de euros en títulos de deuda pública, lo que representa alrededor del 17 por ciento del PIB, como se puede ver en la gráfica “Financiación del Tesoro en 2018 y previsión en 2019”:

Financiacion De Tesoro 2018 2019

Esta cantidad tan elevada se explica en parte por los desequilibrios por la utilización del Presupuestos General de Estado del año pasado (déficit de la seguridad social y el déficit del resto de administraciones públicas) que necesitan nuevas emisiones de deuda, por un total previsto de 35 miles de millones.

El resto, 147,5 miles de millones, es decir el 13,3 por ciento del PIB de España, corresponden a títulos que van a vencen durante el 2019 y que se tienen que refinanciar para costear el importe por los que se emitieron.

El tipos de la deuda de España es más rentable que la deuda de Alemania

Las condiciones de mercado para vender tanto deuda pública es considerable. Las últimas colocaciones de deuda pública muestran una tendencia a la baja de los tipos de interés. Durante el Tesoro Público colocó deuda de letras a plazos inferiores a 1 año a tipos negativos.

Quien compra la deuda reciben menos cantidad de dinero de lo que han invertido, también se ha conseguido emitir bonos a medio y largo plazo a un coste para España que se está en mínimos, como podemos en la siguiente gráfica “Evolución del coste de financiación de la deuda en España de 2008 a 2019”:

Coste De Financiacion De La Deuda

Nuestra deuda tiene una rentabilidad mayor a la deuda de Alemania, y esta circunstancia se debe aprovechar, para fortalecer la sostenibilidad de la deuda en España. El gobierno del PSOE durante el 2019 ha optado por financiar alrededor del 40 por ciento del total de la deuda previsto a través de letras, que van a vencer en un plazo máximo de 1 año.

El resto de la deuda, es decir, el 60 por ciento, se emitirá bonos del estado y obligaciones, que tienen plazos superiores al año.

El camino de la deuda pública lleva a vencimiento a largo plazo

Una apuesta más a largo plazo tendría ventajas para España, ya que se reduciría los riesgos del aumento de los tipos de interés, ya que con la actual política de deuda, más del 30 por ciento de la deuda pública que está en el mercado más del 30 por ciento vence a 3 años, lo que está expuesta a cualquier inesperado acontecimiento del mercado.

Es casi imposible que los costes de financiación a largo plazo se mantengan a los niveles actuales durante un largo plazo de tiempo. Lo más lógico es que los tipos de interés se vayan aproximando a la normalidad, salvo que la economía europea entre en deflación, exceso de ahorro y tipos de interés pequeños, como está pasando actualmente en Japón.

Otros países de la Unión Europea como Italia, Bélgica, Francia o Irlanda con grandes deuda públicas están usando con éxito el lanzamiento de emisiones a largo plazo o a muy largo plazo de 30 a 50 años.

En El Blog Salmón | España y la deuda pública, ¿estamos en peligro?

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir