Compartir
Publicidad

La historia de nunca acabar: la deuda pública comienza 2018 aumentando

La historia de nunca acabar: la deuda pública comienza 2018 aumentando
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Banco de España publicó recientemente los datos de deuda de las Administraciones Públicas correspondientes al mes de enero y, ya no es ninguna sorpresa, ha vuelto a aumentar respecto al mes anterior.

En concreto, la deuda pública se ha incrementado en 1.184 millones de euros en enero respecto a diciembre, por lo que la cifra total de endeudamiento se sitúa 1,145 billones de euros, casi nada. En relación al PIB, la deuda representa el 98,14% del mismo, según cálculos del Ministerio de Economía.

Comparando la deuda de enero de 2018 con la que había justo un año antes, en enero de 2017, observamos como se ha incrementado en 33.527 millones de euros, es decir, un 3,01%. Si siguiésemos mirando cifras hacia atrás comprobaríamos como la tendencia es exactamente la misma: la deuda pública va a más año tras año.

Pero esas no son las cifras que te vende el Gobierno

montoro

Si en lugar de observar la cifra total de endeudamiento nos quedamos con el ratio de deuda respecto al PIB comprobamos como en este caso la tendencia sí es a la baja. Así, el porcentaje el 98,14% correspondiente a enero es inferior al 98,36% con el que se cerró 2017, según los últimos datos de Contabilidad Nacional publicados por el INE.

Esta tendencia bajista se mantiene desde hace varios años: en 2016 el ratio era del 98,98%, en 2015 del 99,8% y en 2014 del 100,4%. La mejora económica del país hace que el PIB aumente y con ello el ratio de endeudamiento cada vez sea más pequeño. Como no podría ser de otra forma, desde el gobierno venden estas cifras y no las absolutas que explicamos antes.

Sin embargo, el ritmo de reducción de la deuda en porcentaje del PIB es lentísimo. Ya en otra ocasión señalábamos que desde el máximo registrado a finales de 2014 (100,4% del PIB), la caída apenas llega a ser de un punto de PIB por año. A este ritmo, tardaríamos más de 60 años en volver al 35,5% de deuda que teníamos en 2007, justo antes de la crisis.

La deuda crece en todas las administraciones

Analizando la evolución de la deuda por administraciones comprobamos como la deuda del Estado disminuyó en 439 millones de euros durante el primer mes del año, hasta los 996.033 millones. En tasa mensual la bajada es del 0,05%, pero en términos interanuales se ha incrementado un 4,3%.

La deuda de las Comunidades Autónomas aumentó en 755 millones de euros. Esta cifra supone una reducción del 0,3% mensual pero un incremento del 3,2% respecto al mes de enero del año anterior. Mientras tanto, la deuda de las corporaciones locales se redujo en 136 millones, un 0,5% menos en tasa mensual pero un 9,2% más a nivel interanual.

Por último, en lo que respecto a la deuda de las administraciones de la Seguridad Social, esta disminuyó respecto al mes anterior en 30 millones de euros, hasta los 27.363 millones. Esto supone una caída del 0,1% mensual, pero en términos interanuales el incremento es espectacular, del 59,3%.

Gastar menos y crecer más, no hay alternativa

Como ya hemos señalado en un montón de ecuaciones, el problema de la deuda es que hay que pagarla. Más que el ratio Deuda/PIB lo que debemos valorar es la capacidad de nuestra economía para pagar su deuda sin generar deuda nueva. Si esto se puede hacer, vamos bien. Si por el contrario necesitamos seguir emitiendo deuda y pagando sus correspondientes intereses para hacer frente a los vencimientos a corto plazo, tenemos un problema.

deuda_cadena

La única solución posible pasa porque la economía crezca, pero esto por sí solo no va a ser suficiente, también hay que ponerle freno al endeudamiento y para ello hay que acabar con el déficit público. Es una cuestión matemática: por mucho que crezca el PIB, si seguimos pidiendo dinero prestado la bola de nieve de deuda no va a parar de crecer.

Por tanto, no queda más remedio que ajustarse el cinturón y contener el gasto público durante bastantes años, quizás una década. No hay alternativa posible: contención de gasto y crecimiento forman el binomio necesario para conseguir reducir a largo plazo la deuda pública.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio