Se puede venir una subida potente de los tipos de interés: esto es lo que hay que tener en cuenta si eres inversor o hipotecado en vivienda

Se puede venir una subida potente de los tipos de interés: esto es lo que hay que tener en cuenta si eres inversor o hipotecado en vivienda
Sin comentarios

Los datos de inflación están haciendo que los Bancos Centrales de todo el mundo empiecen a moverse. De hecho la semana pasada el Banco de Inglaterra subió los tipos de interés desde el 0% hasta el 0,25%. Y la Fed americana ya anuncia subidas para el próximo año. De momento el BCE solo ha anunciado una retirada paulatina de estímulos, pero ya se ve el camino marcado.

Por tanto en los próximos años podría darse una subida potente de tipos de interés, dependiendo de cómo evolucione la economía y la inflación. Y esto puede afectarnos muy directamente. Vamos a explicar cómo podemos protegernos de este aumento de los tipos de interés.

Inversiones

Si los tipos de interés suben empieza a ser más interesante invertir en renta fija y menos en bolsa. Sin embargo mucho tienen que subir los tipos de interés para que, en términos reales, dejen de ser negativos. Es decir, ahora mismo los tipos de interés en las grandes economías están en cero, y tenemos inflaciones que rondan el 4-6%. Por tanto los tipos aunque nominalmente están en cero, en términos reales están en negativos, las inversiones en deuda rentan menos que la inflación.

Para que la inversión en renta fija, sobre todo en deuda pública, sean interesantes los tipos de interés tendrían que estar por encima de la inflación. Mientras tanto sigue siendo más interesante la renta variable.

Aún así, ante una subida de los tipos hay un sector que se beneficiaría inmensamente y sería interesante estar expuesto a él para poder aprovechar esta subida de tipos: la banca. La banca ha sufrido mucho en los últimos 15 años y uno de los motivos, aparte de sus malas prácticas en la crisis financiera de los años previos al 2007, es que los tipos de interés han sido muy bajos.

La banca tiene su principal negocio en remunerar depósitos a un tipo más bajo que los préstamos que concede. Pero al llegar los tipos a cero e incluso a negativo, llega un momento en que los depósitos no se remuneran, los créditos llegan también a cerca de tipo cero y el margen de intereses se desvanece.

Una subida de tipos de interés permitiría a la banca volver a tener margen de intereses y esto haría que fuera más rentable de lo que es en la actualidad. Por tanto una serie de subidas de los tipos de interés beneficiaría inmensamente a la banca.

Deudas e hipotecas

El tema de las deudas puede ser más preocupante. En las deudas como créditos personales o deudas de consumo los tipos de interés son fijos así que no debería haber sorpresas. Pero en el caso de las hipotecas, ya sean las de tipo variable o tipo mixto, hay que prepararse.

Actualmente el Euribor a un año (la referencia más frecuente de las hipotecas) se encuentra en el -0,5%. Solo con que subiera al 0% estaríamos hablando de incrementos de alrededor de 30 euros al mes (para una hipoteca de 150.000 euros a 30 años). Si el Euribor subiera al 2%, la cuota hipotecaria podría subir 150 euros al mes.

La mejor forma de protegernos ante esta subidas es refinanciar la hipoteca a tipo fijo. Como hemos comentado recientemente, con los tipos de interés tan cerca de cero, es el mejor consejo financiero que se puede ofrecer.

Las hipotecas a tipo fijo ofrecen tranquilidad y las cuotas que ofrecen en la actualidad son muy bajas, seguramente lo más bajo que se van a ver en la historia. Por tanto es un buen momento para cambiar las hipotecas a tipo fijo y protegerse de una posible subida en el futuro. Sí, seguramente a corto plazo se pague más pero a medio plazo es equivalente tener un seguro que cubra ante una eventualidad que tiene pinta de que va a suceder.

Temas
Inicio