Compartir
Publicidad
Publicidad

Yonquis del crédito: la droga del siglo XXI

Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Los problemas financieros y la falta de financiación asfixian a empresas y familias. La situación actual y el abuso de poder que realizan los bancos sobre los oprimidos clientes los llevan al borde del precipio, les quitan sus casas, los embargan y los dejan en la calle.

Con la tesis que expongo en el primer párrafo podemos encontrar 415.256.233 páginas en Google, pero me parece a mí que nos estamos saltando a la torera la propia actitud de muchas familias y empresas. Un sector de la población son adictos al crédito, a los préstamos al consumo y a las tarjetas. Mucha gente se da cuenta de esta adicción cuando le deniegan un crédito o una tarjeta. Se le producen las mismas sensaciones que un heroinómano que le falta su dosis:. sudores frios, temblores y vómitos, más aún si se está en paro.

Y si no se explica esta adicción al crédito, vamos a ver cómo podemos explicar mediante alguna fórmula racional y comprensible los “dramas familiares” que saca Vicens Castellanos en Ajuste de Cuentas. Esta temporada lleva ya dos emisiones y en todos los casos nos encontramos con casi el mismo perfil de individuos, enganchados al crédito en quiebra técnica.

Centrándonos en el primer programa, vídeo que acompaña al post, nos encontramos con una pareja joven que ha perdido su casa por impago de la hipoteca y además arrastran 60.000 euros en seis préstamos personales y siete tarjetas de crédito. No se puede estar muy bien de la azotea cuando se adquiere ese volumen de endeudamiento, sin contar la hipoteca de la casa que ya han entregado al banco.

Es más, a este tipo de perfiles los tenían que declarar enegimos públicos y no dejarlos pisar más en su vida una entidad financiera ni para ingresar. Según las confesiones de esta pareja, cuando pedían un crédito, no eran conscientes que luego había que devolverlo. El pago de los primeros préstamos se realizaba solicitando más préstamos.

Por si fuera poco, no tienen ni la más mínima idea de los conceptos básicos financieros. La pregunta ¿qué la TAE?, cálculo de comisiones y tablas de amortización les suena a chino. Tenemos un grave problema de educación financiera y no podemos culpar a las entidades financieras ni a la facilidad para obtener préstamos con nuestra propia irracionalidad personal.

Este tipo de perfiles lo van a pasar mal, muy mal, pero qué quereis que os diga, así se aprende a gestionar tu propia economía familiar y personal. Pero bueno, siempre nos quedará el recurso de culpar a otros de nuestras propias acciones, recurso muy típico de nuestra sociedad.

Vídeo | blip.tv
Más Información | El Blog de Echevarri
En El Blog Salmón | La educación financiera tras las sucesivas reformas legales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos