Compartir
Publicidad

¿Debería el Estado controlar los salarios?

¿Debería el Estado controlar los salarios?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La crisis sigue estando en pleno apogeo y es inevitable que, como a cualquier conocedor de algo de teoría económica, se nos vayan planteando ciertas ideas sobre cuales podrían ser la soluciones claves para la crisis que nos acecha.

De forma habitual para conseguir una mejora en la crisis económica vivimos un apogeo de medidas dirigidas a conseguir una estabilidad de precios, por ejemplo, el Banco Central Europeo con su política monetaria aplicada a toda la Zona Euro, el Estado regulando las tasas impositivas sobre impuestos especiales, etc. A partir de este momento se me ocurre una idea extra, ¿debería el Estado controlar los salarios? No nos llevemos las manos a la cabeza si somos de los que comentamos que el intervencionismo es la peor medicina para la mejora del sistema monetario, el Estado ya es suficientemente intervencionista y nunca inventa nada nuevo, la política de Rentas ya es una medida que junto con la económica, fiscal y mixta viene siendo aplicada hace muchos años.

La política de rentas, que pretende como decíamos un control férreo del sistema monetario y financiero a través de la estabilidad de precios, es una responsabilidad pública que si bien es muy intervencionista intenta conseguir los objetivos colectivos cualitativamente más importantes para el conjunto de la sociedad sobre la que gobierne.

La idea inicial de toda política de rentas es doble:

  • Controlar el gasto en los salarios de empleados púbicos y altos cargos.
  • Promover acuerdos sindicales que pacten y regulen posiciones salariales privadas no sólo fijas sino que no sean al alza.

¿Es ciertamente intervencionista verdad? Las soluciones nunca gustan a todos pero es inevitable pensar que una política de rentas dura y centralizada puede ayudar no sólo a conseguir un control de la política monetaria de forma pura sino además ayudar a que el sistema económico consiguiera la estabilidad necesaria para proceder a las remodelaciones necesarias actuales como la reforma laboral completa.

Recordemos además que estamos en deflación, los precios están en cierta medida descontrolados, por lo que es evidente que una medida de este tipo podría ser la mejor manera de volver a una situación normal de inflación comedida, mayor circulación monetaria e incremento del consumo.

Tampoco debemos olvidar que una política monetaria ajustada puede ser muy beneficiosa desde el punto de vista económico. Si contamos con una política de rentas muy definida las medidas de política monetaria serán mucho más efectivas, aunque también hay que decir que influyen otros términos como la situación de la política fiscal y los tipos de interés de ese momento de la zona económica en cuestión.

En resumen la política de rentas o control salarial sería una forma adecuada de control de la situación monetaria actual, pero en mi opinión nos deberíamos olvidar de esta medida para centrarnos en políticas fiscales más claras; ahora ya que las monetarias parecen que han hecho aguas a falta de las más heterodoxas por llegar.

En El Blog Salmón | salarios Imagen | daquellamanera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos