Compartir
Publicidad

El IPC cae, ¿deflación?

El IPC cae, ¿deflación?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los antiguos cartógrafos escribían sus mapas según tenían más o menos información sobre el lugar. Pero también había lugares inexplorados en los que se quedaban restos en blanco, los cartógrafos lo solucionaban escribiendo Terra Incognita (tierra desconocida) o hic sunt dracones (aquí hay dragones). Bien, dado la situación actual, nos encontramos con que en temas de variación de precios puede que nos estemos adentrando en terra incognita ¿debemos temer a los dragones?

España siempre ha sido un país con inflación más alta que sus vecinos europeos, esto se solucionaba cambiando el tipo de cambio y devaluando la moneda. Así seguíamos felices unos cuantos años más hasta que volvíamos a perder competitividad respecto al exterior. No obstante con el Euro todo ha cambiado, ya que la política monetaria deja de estar en nuestras manos y tampoco tenemos la oportunidad de devaluar nuestra moneda.

La tasa interanual del IPC de Mayo es del -0,9%, los precios bajando y más de lo previsto. Acostumbrados a IPC positivos, podemos ver que al entrar en deflación entramos en un terreno en el que no tenemos ninguna experiencia. Aquí todo el mundo, (empresas, ciudadanos, políticos…) está acostumbrado a tratar con precios que suben, no con precios que bajan. Nunca se nos había ocurrido que algo así podía suceder. En cambio hay otros países en los que están mucho más acostumbrados a tratar con la deflación, sobre todo Japón. ¿Nos encontramos en una situación equivalente a la japonesa?

No estoy del todo seguro, por un lado si echamos un vistazo a los datos en más profundidad, lo que más ha afectado a la caída de precios es el transporte, seguido de alimentos y bebidas no alcohólicas, y ocio y cultura. En lo que respecta a transportes, vemos que lo que ha afectado ha sido la bajada de los precios del petróleo. Esto nos lleva a la inflación subyacente, que se mide con el IPC sin alimentos no elaborados ni productos energéticos, que no llega a deflación, sino que a pesar de estar bajando no llega a tocar el cero. La tasa interanual de la inflación subyacente se queda en el 0,9%.

En conclusión, aunque parece que nos adentramos en hacia la deflación, todavía es pronto para que el pánico nos haga correr en círculos mientras que nos tiramos de los pelos. Por lo demás, recomiendo seguir atento a los datos.

En El Blog Salmón | El IPC definitivamente negativo, La deflación ha llegado
Más Información | Cinco Días, INE (PDF)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos