Publicidad

El referéndum italiano y las claves del futuro socioeconómico tras el tsunami de populismo occidental

El referéndum italiano y las claves del futuro socioeconómico tras el tsunami de populismo occidental
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es innegable que un auténtico tsunami populista se va poco a poco adueñando de los órganos de poder de las economías occidentales. Conforme van celebrándose elecciones, referéndums, y cualquier otro tipo de consulta popular, los resultados o bien muestran un contundente ascenso de las opciones calificadas como populistas, o bien directamente el escenario es de una clara victoria de estas fuerzas emergentes.

Bien sea en unos casos de corte izquierdista, bien sea en otros de corte derechista, el nexo común a estas corrientes políticas es ofrecer al pueblo justo aquello que le seduce, con enfática vehemencia, y apelando al lado más pasional del votante, independientemente de la viabilidad socioeconómica y geoestratégica.

El tortuoso camino que nos ha traído hasta aquí

Empezaré este apartado al estilo de Daniel Lacalle, con una cita musical como preludio del análisis. Es una cita de esas que flotan en el panorama musical, y que de repente nos damos cuenta de que reflejan con providencial (y a veces involuntario) atino la situación que se trata de analizar.

“Salí en busca del tiempo perdido, siguiendo el rastro de un amanecer” Dorian

Efectivamente, lo que nos ha traído hasta aquí ha sido un descontento popular que, una vez desencadenado, se retroalimenta con especial virulencia, y resulta muy dificil de parar. No es objeto de la entrada de hoy analizar los pormenores de las causas de que hayamos llegado a esta situación sociopolítica, que sin duda tendrá sus importantes implicaciones socioeconómicas.

Para ello les remito al post que publiqué hace unos días con titulo “Trump y el posible paso atrás de la globalización”, y en el cual ya analizamos los derroteros que nos han llevado hasta la entrada de este gordiano laberinto. Pero sí que les comentaré aquí que ya saben que siempre he afirmado que una sociedad desarrollada venida a menos es mucho más peligrosa que una sociedad en desarrollo que ralentiza su crecimiento.

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 7

Venir a menos sin duda hace que surja un lógico descontento social, y que los ciudadanos abracen las tesis populistas, justificadas o no, de que el sistema de los últimos años ha sido ese tiempo perdido que cita Dorian en su canción, y como la letra del grupo musical sigue, la sociedad vota siguiendo "el rastro de un amanecer" que se les escapa por momentos, tras un horizonte que sólo les recuerda lo que fueron y ya no son. Tengan en cuenta que el pasado no fue como fue, sino como lo recordamos; y el futuro no es como será, sino como los proyectamos: en base a este voluble binomio decidimos nuestro voto la inmensa mayoría de los ciudadanos. Como no podía ser de otra forma, en nuestros sistemas políticos, después la economía viene a la zaga de estas decisiones, motivo principal de este análisis con coloridas notas salmón.

La demostración fehaciente de la voluntad de dar un giro brusco

¿Hace falta que les vuelva a sacar a la palestra al griego Syriza, el Brexit, o al presidente Trump? A buen seguro que no, pero lo que tal vez sí sea aconsejable llegados a este punto es mencionarles brevemente otros potenciales y futuros casos de viraje que tenemos a la vista, y que pueden acabar de cambiar radicalmente el panorama europeo y mundial.

Lo que hemos visto hasta ahora tan sólo han sido los primeros temblores, y numerosas réplicas están por venir en muchos otros países. Como pueden leer en esta noticia, a principios de 2017 se celebran elecciones en Holanda, y desde hace meses el tildado de ultraderechista Partido de la Libertad (PVV), liderado por Geert Wilders, viene encabezando en intención de voto en todas las encuestas.

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 8

Por otro lado, recuerden que en Austria, uno de los países donde primero despuntó con opciones de gobierno la denominada por los medios ultraderecha austriaca, Nobert Hofer y su Partido de la Libertad estuvieron a punto de conseguir la presidencia del país hace tan sólo unos meses, como pueden leer en este artículo de la BBC. Como pueden leer en esta otra noticia, aquellas elecciones quedaron invalidadas por una sentencia del tribunal constitucional. Esta situación aboca a la austriacos a volver a concurrir en las urnas este domingo, coincidiendo con la cita clave en Italia. Como pueden ver en este link, según la intención de voto, Hofer cuenta con una holgada ventaja sobre su rival.

También en Alemania tenemos a la formación, calificada por los medios como de ultraderecha populista, Alternativa para Alemania (AfD), a cuyo "sorpasso" la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Angela Merkel no ha podido resistir en algunos comicios como pueden leer en esta noticia.

Tampoco hace falta que les cite a Marine Le Pen y su Frente Nacional en Francia, que como pueden leer aquí vuelve a tener una vez más serias opciones de ganar las presidenciales francesas de Mayo de 2017. Se trata de una victoria “posible” por boca del propio primer ministro francés, Manuel Valls. Pero lo más llamativo del caso francés no es ya el onmipresente Frente Nacional, sino cómo en otros recodos del panorama político francés también se está dando un brusco golpe de timón. Les estoy hablando de la reciente noticia, que pueden leer en este enlace al Wall Street Journal, que resume cómo el recientemente nombrado candidato de la centroderecha francesa, François Fillon, parece ser un admirador de Margaret Tatcher con tesis póximas al neoliberalismo más heterodoxo.

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 10

Por que se hagan idea, una de las plataformas desde las que Fillon hizo campaña para su nominación como candidato incluye entre sus propuestas suprimir 500.000 empleos públicos, recortar en 100.000 millones de Euros el gasto público, reducir los impuestos a las empresas, y acabar con la famosa semana francesa de 35 horas. Es más, Fillon ha declarado que, en caso de resultar ganador de las presidenciales, acometerá estas reformas tan pronto como en Septiembre. Y un servidor no pretende abrir un debate sobre la idoneidad de un modelo estatalista o neoliberal, simplemente trato de llamarles la atención sobre el hecho de que este tipo de medidas supongan una auténtica revolución en una Francia que siempre ha sido más bien de corte fuertemente estatalista. Como ven, en la nave francesa también quieren un brusco cambio respecto a su rumbo actual.

Una voluntad de cambio con otro cariz en países como Italia

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 9

Hay más casos, algunos de los cuales nos caen muy cerca, de voluntad de un viraje brusco. Ya hablábamos antes del griego Syriza. Pero también hay que tener en mente al movimiento italiano Cinco Estrellas, y más bien en el corto plazo. Como pueden leer en este artículo, en el referéndum del próximo domingo los italianos votarán la aprobación de la agenda de reformas constitucionales del gobierno de Matteo Renzi. Las consecuencias tanto en Italia como en el conjunto de la Unión Europea pueden ser mayúsculas. El mismo Renzi ha vinculado su futuro y el de su gobierno al resultado, recordando peligrosamente a un Cameron que tuvo que irse tras la decisión del Brexit.

Con ello, existen posibilidades ciertas de una nueva convocatoria de elecciones generales en el país transalpino. Unas elecciones en las que el Movimiento Cinco Estrellas, encabezado por Beppe Grillo, tiene muchas opciones de llegar a declararse vencedor de los comicios, o al menos conseguir una parte muy importante del arco parlamentario. Como habrán podido leer en el link anterior, una de las líneas base del programa de Grillo es la celebración de un referéndum para decidir si Italia abandona la Unión Europea. ¿Recuerdan que antes les hablaba de las réplicas del seísmo? La verdad es que, con los tiempos que corren, uno ya no sabe qué grado en la escala de Richter asignar a cada nuevo terremoto, o si hemos roto ya la escala por desbordamiento.

Otros ejemplos de partidos emergentes con propuestas agresivas y que suponen un cambio de rumbo de consecuencias a día de hoy impredecibles es por ejemplo Podemos en España, que cuenta con amplia presencia parlamentaria y en diversas administraciones locales y autonómicas, o el caso de una coalición de izquierdas en el vecino Portugal que algunos medios califican de movimiento emergente dentro de partidos más bien considerados tradicionales.

La heterogeneidad del cambio en Europa supone una falla infranqueable

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 3

¿Sobre los casos expuestos anteriormente no les llama la atención ningún detalle? ¿No reparan en un atisbo de homogeneidad dentro de la heterogeneidad de los cambios que parecen avecinarse? Tal vez ya se hayan parado a reflexionar sobre ello, pero el nexo de unión de todos los casos de arriba es su corte calificado por la prensa tradicional como populista, y su punto de división es si se trata de un movimiento político de izquierdas o de derechas. Además, independientemente de cuál fuese el rumbo anterior, en todos los países hay una necesidad social de dar un brusco giro al timón y cambiar el rumbo actual. Pero hay algo más, una percepción de una realidad más tenue, pero que a un servidor le resulta clave: hay una clara línea divisoria en Europa que separa a las tintas rojas y a las azules, esta línea montañosa pasa sobre los Pirineos, los Alpes, y los Balcanes.

Efectivamente los movimientos emergentes centro y noreuropeos son marcadamente de corte tradicionalmente calificado como derechista, y los del sur son de corte calificado en la prensa como de marcadamente izquierdista. Signos radicalmente opuestos. En caso de que el ascenso meterórico de estas opciones emergentes se traduzca finalmente en victorias electorales, ello supondría que Europa como tal, que ya tiene graves problemas de cohesión, se volverá totalmente ingobernable; eso por no hablar de la clara voluntad anti-europeista de la mayoría de estos partidos. Señores, Europa como proyecto tiene negros augurios sobre su cabeza, pero negros negrísimos. Y el primero de ellos se puede materializar el domingo mismo en el referéndum italiano. Y si no es el domingo, no se puede descartar que otro vendrá que el cisma causará, porque en este desafío de sokatira ya hay demasiados participantes tirando con inusitada fuerza de la cuerda en direcciones opuestas.

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 11

En el fondo, una posible conclusión podría ser que los pueblos en realidad no son tan diferentes entre sí como cabría pensar a primera vista por el panorama político. Ante problemas similares, los ciudadanos europeos reaccionan masivamente de la misma manera. La diferencia clave está precisamente en cuáles son esos problemas. No lo digo por nada, sino simplemente porque realmente la división política entre el norte y el sur de Europa no es más que el hecho de que la situación económica y social a la que nos enfrentamos está claramente diferenciada entre ambas zonas económicas. Eso sí, el porqué de los problemas concretos que tenemos actualmente en cada área continental sí que puede deberse más a patrones de comportamiento con claras notas culturales, que a un servidor le parecen más bien simplemente fallas en el sistema educativo, en especial la falta de formación económica básica en educación secundaria. El sobrendeudamiento en el sur suele estar pública y socialmente aceptado, incluso aunque sea insostenible, cuando en el norte ocurre exactamente lo contrario.

Un giganteco laboratorio de ensayos económicos con ranas incluidas

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 6

La gran disparidad de medidas económicas que previsiblemente se van a poner en marcha, combinadas con el gran calado de las mismas, hace que vayamos a ser testigos de uno de los mayores laboratorios de ensayos económicos de la historia reciente. Se podrán observar las diferencias palpables entre los resultados de políticas antagónicas en diferentes países, se podrá aprender de los errores propios y de los ajenos, se podrá poner fin a debates económicos con olor a rancio que nunca acaban de zanjarse, a pesar de que la historia ya nos ha dado otras tantas ocasiones y experiencias para hacerlo.

Pero no crean que uno es optimista al respecto. Un servidor es siempre un incondicional de la idea de que, en economía, experimentos los justos. Las ideas felices llevadas a la práctica económica pueden traer graves consecuencias, y nuestras economías no deberían ser en ningún caso un laboratorio de ensayos a gran escala, sino más bien un mini-laboratorio de experimentos controlados que nos permitan hacer progresar los sistemas económicos sin correr riesgos inasumibles.

El Referendum Italiano Y Las Claves Del Futuro Socioeconomico Tras El Tsunami De Populismo Occidental 4

No obstante, lo queramos o no, como les decía, lo que probablemente tenemos por delante es un gigantesco laboratorio de ensayos económicos, en el que osados letrados e iletrados en ciencias económicas van a poner en práctica políticas agresivas y arriesgadas. Tengan en cuenta que el periodo actual es una rara anomalía en la Historia, puesto que ha supuesto uno de los periodos de paz en Occidente más duraderos de la Historia reciente (no así por desgracia en otras zonas geográficas del mundo). Estos ingenieros de ensayos van a ver cómo la desesperación de sus electores les otorga un poder de cambio tan grande que, en caso de que alguno de estos protagonistas emergentes nos salga rana, tendremos el lío asegurado, y no sólo precisamente porque sus recetas económicas sean fallidas, sino por otros motivos más acordes con el devenir de la Historia. Recuerden que, en todo laboratorio de educación secundaria, si algo no falta, son las ranas (y las cobayas). Y donde hay muchas ranas, se corre el riesgo de que haya también algún sapo, que suelen ser mucho más expansionistas y belicosos. ¿O tal vez tengamos ya algún sapo camuflado entre los líderes mundiales actuales?

Imágenes | Pixabay BreakingTheWalls | Pixabay steinchen | Pixabay bogitw | Pixabay ho7dog | Antonella Beccaria Wikimedia Commons | Pixabay Unsplash | Pixabay TheAndrasBarta | Pixabay Couleur | Pixabay Josch13

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir