Publicidad

Amazon se sacude las pérdidas y mantiene el pulso en las ventas

Amazon se sacude las pérdidas y mantiene el pulso en las ventas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Sacudidas las pérdidas y mantenido el ritmo de crecimiento en las ventas, aunque ligeramente a la baja. Esos son los ingredientes del cóctel en el balance del último trimestre del año en Amazon. Uno puede pensar que se trata de un comportamiento bastante positivo. Sin embargo, el peso de unas expectativas demasiado optimistas es alto (que se lo digan a Apple). Aún así, al margen del ‘castigo’ recibido en los mercados, las cifras son incontestables: 239 millones de dólares de beneficios y un 20% más de ventas.

Anoche, el gigante fundado por Jeff Bezos plasmó sobre el papel lo que dio de sí el último trimestre del año pasado. Tras dos trimestres en números rojos, volvió a los beneficios (239 millones de dólares, algo más del doble que un año atrás) y logró impulsar sus ventas más allá de los 25.500 millones, un 20% de crecimiento interanual.

El cuarto trimestre es una de las claves del año. Están marcadas por las ventas navideñas. Pero si comparamos esa evolución en las cifras con las obtenidas en el mismo periodo del año en 2012, podemos ver que el ritmo de crecimiento interanual en ventas es similar (+22% en 2012 frente a +20% en 2013) y el que tiene que ver con las ganancias es mucho mucho mejor (-45% en 2012 frente a +60% en 2013).

Por tanto, el crecimiento continúa y las pérdidas, provenientes principalmente de una agresiva política de precios en los envíos y de las grandes inversiones en infraestructura, desaparecen. Sin embargo, vuelven las expectativas demasiado optimistas. Los analistas esperaban que se superara la barrera de los 26.000 millones de dólares de ventas y los 66 céntimos de dólar por acción en ganancias.

Parece que esos analistas esperan que la política de enorme gasto e inversión de los últimos tiempos tenga resultados más suculentos en las ventas y en las ganancias. Quizá, el primer ‘guiño’ para lograr esa mayor rentabilización ha sido el anuncio del aumento en el coste anual de su servicio de entrega Prime. Según sus estimaciones, están perdiendo entre 1.000 y 2.000 millones al año con los precios actuales. Por ello, han anunciado que lo incrementarán, incluso, hasta un 50% (hoy cuesta 79 dólares al año).

Algunos ven cierta ralentización en su evolución, en esa capacidad para crecer a gran velocidad en ingresos. Los inversores se lo han hecho saber en los mercados, con una caída de hasta el 10% tras el cierre de la cotización. Hay impaciencia. La compañía, como otras, es presa de las altas expectativas generadas y de una estrategia arriesgada para la que le empiezan a reclamar mejores cifras.

Más información | Amazon En El Blog Salmón | Amazon confirma su estrategia: sacrifica beneficios para incrementar ventas futuras Imagen | jurvetson

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir