Compartir
Publicidad
Publicidad

Cambiar el nombre de la empresa es un mal síntoma

Cambiar el nombre de la empresa es un mal síntoma
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Es algo que intuitivamente podíamos imaginar... ¿por qué razón si no habría una empresa de cambiarse el nombre? Algo querrán dejar atrás... ahora tenemos un estudio que lo confirma. Vía Freakonomics llego a este estudio de los profesores Panagiotis Andrikopoulos, Arief Daynes y Paraskevas Pagas que viene a demostrar una correlación bastante fuerte entre el cambio de nombre de una compañía y una mala evolución de su cotización bursátil. El estudio está realizado sobre 803 cambios de nombre identificados entre 1987 y 2002 en el mercado británico, y concluye que el cambio de nombre refleja una información que, trasladada a los mercados, es interpretada por éstos de forma negativa.

Aunque lo que yo imagino es que la relación de causalidad no es directa: la gente no percibe como negativo el cambio de nombre y por eso vende acciones, sino que lo más probable es que una empresa con problemas decida cambiar el nombre y además vaya mal en bolsa. Es decir, que cambio de nombre y evolución bursátil sean ámbos efectos de una misma causa: la mala situación de la empresa.

Más información | Estudio completo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos