Compartir
Publicidad

¿Cómo reconciliar culturas y mercados?

¿Cómo reconciliar culturas y mercados?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

“En los últimos años, el famoso festival musical de Glastonbury ha sido acusado de haber perdido sus raíces étnicas al haberse vendido a intereses comerciales”. Así comienza una interesante nota de la BBC que dice, o propone discutir, mucho más de lo que dice, haciendo referencia a la inclusión de empresa musical Mean Fiddler como uno de los pilares financieros del festival de Glastonbury, desde 2002.

El festival de “cultura popular” está rodeado de logotipos de las compañías que lo auspician: Emap, el grupo Guardian, Orange y Budweiser. Incluso el banco Natwest está presente, con sus cajeros automáticos. Desde los comienzos del Festival de Glastonbury, los precios y la cantidad de asistentes se incrementaron pero últimamente, según los organizadores, lo recaudado apenas cubre el costo del festival, es por ello que la presencia de los patrocinantes se hace necesaria, según argumentan. Sin embargo, las críticas sostienen que este tipo de festivales se han convertido en “eventos corporativos”.

La noticia en sí da cuenta de las contradicciones actuales, de la carga negativa que muchas veces pueden generar las marcas en eventos o encuentros sociales. La gran pregunta es, quizá, cómo puede darse una reconciliación entre ambos sectores, y cómo los auspiciantes tienen que pensar estrategias (honestas) para salir favorecidos ya no sólo económicamente sino desde el punto de vista de su imagen y los aportes a la comunidad. ¿Cómo reconciliar culturas y mercados?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio