Compartir
Publicidad
Publicidad

El modelo de Marris en tiempos de crisis

El modelo de Marris en tiempos de crisis
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Robin Marris tenía una curiosa explicación o teoría sobre el crecimiento empresarial que creo que viene perfectamente a colación de muchas de las situaciones que vivimos hoy en día y hasta quizá nos ayuden a plantear el entorno empresarial de otra manera.

Marris contaba el su Economic Theory of Managerial Capitalism, la importancia real del comportamiento de cada uno de los empresarios a la hora de conseguir un bueno futuro en sus empresas independientemente del valor influyente de la economía y los mercados que los rodeaban. La marcha de la empresa por tanto, se veía 100% condicionada por la gestión empresarial realizada, pudiendo ir mejor o peor dependiendo de sus propias decisiones. La ideología de sus teoría era sencilla:

El mercado no es una limitación real impuesta para una empresa, sino que o bien la demanda excede la capacidad productiva de la empresa o el empresario no es capaz de crear un mercado coherente con su oferta.

Su teoría, controvertida donde las haya, aplicada a los momentos actuales podría definir la situación como un espacio en el que los empresarios no saben delimitar muy bien el nivel de oferta y demanda; además de anunciar el estado de la economía con un nivel de influencia mucho menor de lo que cualquier otro pensamiento económico comenta.

Uno de los puntos más llamativos y que sin duda choca de lleno con la actual situación es que Marris contempla el beneficio empresarial como algo completamente ligado a la dimensión de la empresa y no a la dimensión real de los bienes que fabrica o a la situación comercial o nicho de mercado que puede llegar a representar su producto.

La creencia de Marris era dar un valor fundamental al crecimiento de la empresa, si la empresa conseguía una mayor expansión era evidente en su opinión que iba a poder, de forma contundente, transformar ese aumento de productivo o comercial en un mayor nivel de ventas y por tanto de beneficios.

Actualmente esto es impensable, la situación deflacionaria apunta a que sería una inversión casi en valde a menos que tuviera en sus manos la producción de un bien Giffen con una demanda totalmente inelástica en relación a su precio o cantidad.

Imagen | tcelestino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos