Compartir
Publicidad

¿Es la compra del Washington Post un buen negocio?

¿Es la compra del Washington Post un buen negocio?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Anoche saltaba una noticia que tiene revolucionado al sector de los medios de comunicación: Jeff Bezos, fundador de Amazon, compra el diario The Washington Post por 250 millones de dólares. El compañero Marco Antonio ha informado ya sobre el asunto poniendo el acento en la trayectoria empresarial del diario, pero queremos preguntarnos si desde el punto de vista económico se trata de una buena operación.

A nadie se le escapa que la prensa tradicional se encuentra en el momento más delicado de la historia. Una triple crisis, o lo que se ha venido a llamar la tormenta perfecta: crisis de credibilidad (una encuesta de Gallup cifra en un 23% los americanos que confían en sus periódicos), crisis económica y ausencia de un modelo de negocio claro que haga sostenibles a sus empresas editoras.

Cifras económicas

En ese hostil entorno en el que hoy se mueven los grandes periódicos en papel, The Washington Post no iba a ser inmune. Su negocio, pese a los mejores números de su empresa editora matriz (cerró 2012 con 131 millones de dólares de beneficio neto, casi un 13% más), se ha visto lastrado por esa ‘tormenta perfecta’ a la que nos referíamos. Aquí algunas de las grandes cifras:

  • Ingresos generales: En 2012 se cerró con algo más de 580 millones de dólares, lo que supone una caída del 7% y la confirmación de una tendencia a la baja en los últimos años.
  • Ingresos digitales vs papel: La publicidad sigue siendo el principal granero de ingresos y ésta sigue en horas bajas. La del papel, que supone casi la mitad del volumen de negocio, se redujo hasta un 14% en 2012 (casi 230 millones de dólares), a lo que hay que unir caídas del 11% y el 6% en los años anteriores. La digital, que sigue sin conseguir suplir la caída en la impresa, subió hasta los 110 millones de dólares (+5%), incluyendo ahí otras publicaciones que no están dentro de esta operación como Slate.
  • Balance: El resultado es que las pérdidas se han instalado en las cuentas del periódico. En 2012 fueron de 54 millones de dólares (frente a los 21 millones perdidos el año anterior).

Planes de Bezos con el WaPo

Por este periódico, Bezos ha pagado 250 millones de dólares. En la carta que ha publicado el empresario en el periódico no se plasma, realmente, cuáles son los planes para el periódico. Resulta, al menos, curioso ver cómo ha sacado de la operación a webs como Slate, dado su perfil y su pensamiento sobre el futuro del papel.

“Necesitaremos invertir, lo que significa que vamos a experimentar”, dice. De esa frase se deduce que no sólo viene a comprar un producto como un ‘juguete’ (su compra, en efectivo, sólo supone un 1% del valor estimado de su fortuna), sino que quiere una mayor innovación con la que afrontar esa tormenta perfecta del sector de los medios de comunicación.

En cuanto a los ingresos, esa experimentación puede ir dirigida al segmento del comercio electrónico, dada la trayectoria de Bezos al frente de Amazon. Aunque sea él, y no el gigante que él mismo fundó, quien sea el comprador, es lógico que los planes giren en torno a aumentar el volumen de negocio en el segmento digital. Pero, con ensayo-error en un sector inmaduro dentro de ese terreno: “No hay un mapa ni un camino, y la travesía será complicada”.

¿Es un buen negocio?

Y después de todo esto, llega la pregunta que muchos se hacen: ¿Es un buen negocio?:

  • Para el periódico, como periodista tengo mis dudas sobre cómo afectará, realmente, al trabajo profesional y al producto informativo.
  • Para la compañía, desde un punto de vista empresarial, es una oportunidad ante un horizonte con demasiada niebla. Habrá inversión (en Amazon, Bezos ha conseguido convencer a inversores para sacrificar beneficios e incrementar ventas 'sine die') y habrá oportunidad de implantar el saber hacer de Amazon en aspectos importantes como la distribución (digital y física) o el comercio electrónico.
  • Para Bezos, ni creo que sea una ganga ni tampoco un lastre.

El precio pagado ha sido de 250 millones de dólares. Hablamos de menos de la mitad del volumen de negocio de uno de los peores años de su historia. Algunos lo comparan con el ‘peaje’ en la operación de Tumblr (1.100 millones de dólares) o Instagram (1.000 millones de dólares), ambos casos con una casi nula capacidad demostrada de generar negocio por sí solos. Indudablemente, se trata de un precio que sólo refleja la devaluación de la prensa escrita (que se ha repetido en otros casos en los últimos días en operaciones del sector).

Que se convierta en un buen negocio, sólo dependerá de incrementar los ingresos en esta transición digital, con los que ir compensando las progresivas caídas en el segmento de papel. Algo sí queda claro: el ‘baile’ en el sector de los medios ha comenzado. La semana pasada era Newsweek y The Boston Globe. Y de este arranque, hay una conclusión que deja un regusto amargo para un periodista como el que escribe: sólo los millonarios acuden al rescate de grandes medios tradicionales.

En El Blog Salmón | Jeff Bezos, el fundador de Amazon compra The Washington Post Imagen | dionhinchcliffe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio