Compartir
Publicidad

Ventajas del sale and lease back en Cortefiel

Ventajas del sale and lease back en Cortefiel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Las empresas de capital riesgo PAI, Permira y CVC, propietarias de Cortefiel desde el pasado mes de septiembre, se desprenderán del patrimonio inmobiliario de la compañía. De esta forma, obtendrán un suculento botín en forma de plusvalías inmobiliarias, ya que pretenden vender la sede de la compañía, los más de 250 establecimientos de los que Cortefiel es propietaria en España y más de 150.000 metros cuadrados de terreno en Aranjuez. En total, una valoración de 220 millones de euros, que la consultora CB Richard Ellis tratará de monetizar.

La operación se ha diseñado bajo el formato de sale and lease back. Este sistema supone la venta de los inmuebles a un tercero y el posterior arrendamiento. Es decir, que las operaciones no tienen por qué verse afectadas (al menos en el corto plazo) mientras que se obtiene un flujo de caja importante. Este tipo de operaciones está alcanzando una notoriedad cada vez mayor en el mercado , ya que constituyen una fórmula de financiación que es compatible con la continuación de la actividad y, por lo tanto, no erosiona el fondo de comercio de la compañía. Además, permite liberar recursos del inmovilizado y destinarlos a la actividad productiva. Adicionalmente, al ser habitualmente los compradores empresas especializadas en gestión inmobiliaria, la gestión del patrimonio se realiza de forma más eficiente que cuando hay que hacerla desde la propia empresa.

La situación de arrendamiento es además ventajosa en términos fiscales, ya que frente a la gravosa amortización del inmovilizado en propiedad, se pasa a una situación en la que los gastos están tratados beneficiosamente (ajustándose siempre a un conjunto de condiciones, que en estos casos se cumplen: duración mínima de 10 años del contrato de arrendamiento, condición de empresario o profesional del arrendatario y afección del inmueble a la actividad).

Posiblemente el auge de las tomas de posición de las compañías de capital riesgo genere un incremento mayor de este tipo de operaciones complejas, ya que su llegada a la gestión de las empresas se realiza con una clara intención de rentabilizar al máximo su inversión, y para ello ponen en marcha cuantas estrategias sean necesarias mientras que a los gestores tradicionales puede que les resulten un tanto ajenas.

Vía | Cinco Días En El Blog Salmón | Los capital privado empiezan a trabajar Más información | Tendencias en la financiación de operaciones inmobiliarias, en Foment (PDF)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos