Compartir
Publicidad

A mi plin , que soy de Pikolín

Guardar
1 Comentarios
Publicidad

No se si os cuesta conciliar el sueño. Para algunos es algo genético, pero dada la situación económica actual, es posible que se este convirtiendo en todo un mal social. En otras ocasiones son factores externos como el ruido. Pues que no os quiten el sueño. La gente de Pikolin, toda una referencia en el mundo del descanso y las posiciones horizontales en España, han lanzado una campaña de marketing en toda regla en pos de esa meta, para que duermas mejor.

A través de una acción de marketing de guerra (dado el presupuesto me resisto a llamarla de guerrilla), y amparados en la defensa de la salud acústica, buscan reforzar su notoriedad en los medios. Y en la misma cabe destacar la participación de Nacho Vigalondo en un vídeo de autohomenaje a su Son las 7:35 de la mañana, nominado a un Oscar (aunque la comparación es demasiado dura para el spot). En definitiva, una muestra más de como vender sin vender, de como buscar notoriedad más allá de la típica campaña de publicidad.

Claro que, puestos a mejorar el descanso de los españoles, a buscar que duerman mejor, considero que deberían profundizar también en el I+D+i. Hay que lanzar nuevos productos, y para ello es posible que no tengamos que ir muy lejos. Basta con recurrir a la observación, inspirándose en la sabiduría popular.

Le propongo a Pikolin que lance algún tipo de somier, canapé, o base para colchones desarrollado a partir de billetes de euro. Y es que, como nos ha demostrado el caso del alcalde de Alcaucín, y ya sabíamos muchos, dormir sobre 160.000 euros debe ser sumamente relajante. No tengo claro la relación causa efecto. Es posible que sea el pensar que así no le pilla ninguna intervención bancaria. Quizás el sentir como se mueve el colchón sobre los ahorros de toda una vida es mejor que ese mareo de las camas de agua. O puede que la tinta tenga algo en su composición. O el crepitar de ese papel moneda de características especiales. Quien sabe. Lo cierto es que es sumamente placentero.

Puede que sea un producto demasiado caro para estos tiempos. Así que si no es posible, siempre podrán recurrir a una segunda parte del vídeo de Vigalondo. Al alcalde se le da bien cantar. Y como lema se puede recuperar un clásico de la casa. Dice el Alcalde de Alcaucín: a mi plin...yo duermo en Pikolín....y sobre montones de a mil. Todo rima.

Vía|Markarina Más información|Que nada te quite el sueño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos