Compartir
Publicidad

Bancos del Reino Unido, Estados Unidos, Israel y Suiza en el escándalo de la FIFA

Bancos del Reino Unido, Estados Unidos, Israel y Suiza en el escándalo de la FIFA
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cerco comienza a cerrarse en torno a los principales dirigentes de la FIFA y la presión de la investigación se hace insostenible. Joseph Blatter renunció a la presidencia de la institución, a cuatro días de haber sido reelegido por otros cuatro años al frente del fútbol mundial, producto de las acusaciones que lo envuelven en el escándalo de soborno y extorsión. The New York Times informó este martes que Blatter estuvo involucrado junto a Jérôme Valcke, el Director de Marketing de la FIFA, en un soborno de 10 millones de dólares el año 2008, relacionado con el Mundial de Sudáfrica 2010. Blatter y sus asesores señalan que ese dinero fue para "ayudar a Sudáfrica a realizar el Mundial", y además "crear un fondo para desarrollar el fútbol en el Caribe".

Toda esta información se está conociendo a través del propio sistema financiero. Como señalaba garganta profunda en el escándalo Watergate narrado en Todos los hombres del presidente, "hay que seguir el dinero". Es lo que hace Loretta Lynch, la Fiscal del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que le aplicó una multa de 6 mil millones de dólares, a 6 de los bancos más grandes del mundo. Es probable que Lynch haya accedido a rebajar la pena a los bancos a cambio de información clave que le permitiera crear un poderoso cerco contra los dirigentes del fútbol. La inédita forma en que fueron detenidos, la semana pasada, 7 dirigentes de la FIFA alojados en un hotel de Zurich, fue una muestra de fuerza.

Loretta Lynch ha logrado determinar que gran parte del dinero de la corrupción transitaba a través de los principales bancos de Estados Unidos y el Reino Unido. Por el lado británico están los bancos HSBC, Barclays y Standard Chartered; por el lado estadounidense estaban Bank of America, Citibank, JP Morgan, Delta Bank, Fidelity, Wachovia (ahora Wells Fargo), First Citizens, Sun Trust. En Suiza, el dinero habría pasado por las cuentas de Julius Baer UBS, así como la filial del banco Hapoalim israelí.

Los sobornos de la FIFA se desviaban hacia los paraísos fiscales y el más utilizado era el de Panamá. Le seguían los paraísos fiscales de Islas Caimán, Bahamas, Qatar, Trinidad y Tobago. Ninguno de estos bancos ha sido acusado, hasta el momento, por las autoridades de Estados Unidos por fraude y complicidad en el caso. Pero los bancos británicos y estadounidenses han abierto investigaciones internas para verificar las acusaciones de corrupción.

"Seguir el dinero" requiere abrir las cuentas y abolir el secreto bancario. Hasta el momento, las autoridades de Estados Unidos han descifrado el caso de Costas Takkas, ciudadano británico que fue presidente de la Asociación de Fútbol de las Islas Caimán, y estrecho colaborador de Jeffrey Webb, presidente de la CONCACAF. En noviembre de 2012, según la acusación, Takkas recibió un millón de dólares en sobornos. El dinero fue pagado por una empresa de Estados Unidos, con sede en Miami, que organiza eventos deportivos. El dinero se transfirió a una compañía fantasma con cuenta bancaria de HSBC en Nueva York. De ahí fue desviado a otra cuenta de HSBC en Hong Kong, para luego llegar a una cuenta de Standard Chartered en Nueva York, y terminar en el Fidelity Bank de las Islas Caimán. Costas Takkas era un estrecho colaborador de Blatter y la semana pasada fue uno de los 7 dirigentes arrestados en Zurich. El cerco se cerraba para Blatter. No le quedó más que renunciar al mando de la FIFA, de la que era presidente desde 1998, y a la que había ingresado en 1975.

En El Blog Salmón | La FIFA al nivel de la mafia, acusada por corrupción y lavado de dinero, Los patrocinadores de FIFA deben actuar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio