Los bonos turísticos como los de Madrid y Andalucía tienen dos problemas: no cumplen su misión y además son regresivos

Los bonos turísticos como los de Madrid y Andalucía tienen dos problemas: no cumplen su misión y además son regresivos
3 comentarios

Fitur ha traído algunas novedades interesantes al mundo del turismo, que espera la ansiada recuperación este mismo año. Y entre ellas está el bono turístico que ha presentado la Comunidad de Madrid, que se suma al de Andalucía que funciona desde el año pasado.

Sin embargo estos bonos, que supuestamente incentivan el turismo nacional, son un simple desperdicio de dinero público. No tiene sentido tal y como están diseñados y dudosamente cumplirán su cometido.

Los bonos turísticos de Madrid y Andalucía

El bono turístico de Madrid se puede solicitar por cualquier persona nacional que visite la Comunidad de Madrid y que pernocte en hotel o se acoja a un paquete vacacional. Consistirá en descuentos del 50% en alojamientos y actividades y cómo máximo será de 600 euros por persona. Una vez solicitado habrá un mes para usarlo y la Comunidad de Madrid pagará lo descontado directamente a los establecimientos que reciban el bono.

En el caso de Andalucía el bono lleva en vigor desde septiembre. Aplica solo a los andaluces que pernocten en hotel y la Comunidad paga un 25% de la factura del alojamiento con un máximo de 300 euros.

El programa de la Comunidad de Madrid está dotada con 5 millones de euros y el de Andalucía con 9 millones. Y debido a dos fallos en su diseño realmente no se está aprovechando el dinero público de una forma eficiente.

Incentivos incorrectos

Los incentivos fiscales tienen que ser claros para que funcionen. En el caso de la Comunidad de Madrid no es así. Para recibir los 600 euros hay que hacer un gasto considerable, 1.200 euros, hacer muchas actividades y pernoctaciones. Es decir, para obtener los 600 euros al menos hay que gastar 600 euros en las vacaciones, sin contar con el viaje en sí y la comida. ¿Realmente alguien va a decidir cambiar su destino de vacaciones por este bono? ¿O alguien que no iba a irse de vacaciones lo hará debido a estos descuentos?

El caso de Andalucía es incluso peor, básicamente aplica un descuento de un 25% por pernoctar fuera con un máximo de 300 euros de descuento y un mínimo de tres noches fuera. Claramente no es suficiente para lograr que alguien cambie su destino de vacaciones o para estimular a alguien que no tenía pensado ir de vacaciones a hacerlo.

Solamente por esto el programa es absurdo. Si no logra incentivar el turismo, ¿para qué hacerlo? Quizá se logre que en algún caso concreto hay alguna pernoctación más o en el caso de Madrid alguna actividad que no estaría planeada, pero ambos impactos serán leves. Lo que realmente se conseguirá es reducir el gasto a quien ya tenía pensado viajar y en el mejor de los casos, si aumenta algo el gasto, se está subvencionando de forma encubierta al sector. Y para eso mejor subvencionar directamente, para que se pueda entender realmente para que se está usando el dinero público.

Medida regresiva

Otro problema de diseño es que ambos bonos no tienen límite de renta. Y los que más se van a beneficiar de los mismos son los que más gastan, precisamente los que menos necesitan esta subvención.

Es una medida claramente regresiva: en ambos casos para obtener el máximo del bono es necesario realizar un gasto de 1.200 euros, cosa que no se lo puede permitir todo el mundo. Es claramente una medida regresiva.

¿Realmente estamos tan sobrados de dinero público para subvencionar a gente que puede permitirse este tipo de vacaciones? La respuesta es no. Estamos ante unas políticas mal diseñadas. Si queremos incentivar el turismo hay que hacer buenas campañas de publicidad nacionales e internacionales, ayudar al sector a que mejore sus servicios y no dar subvenciones extrañas a los que ya iban a viajar.

Temas
Inicio