Compartir
Publicidad
Publicidad

China convierte al yuan en divisa mundial

China convierte al yuan en divisa mundial
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad


China ha acumulado reservas por 2,13 billones de dólares, con un aumento neto de 17,8 por ciento durante el primer semestre de este año, razón por la cual ha puesto en marcha un plan para darle un rol global al yuan y convertirla en una divisa mundial que no tenga nada que envidiar ni al dólar ni al euro. El Banco Popular de China ha firmado acuerdos para establecer swaps cambiarios bilaterales por 95.000 millones de dólares con bancos centrales de seis países.

El objetivo de China es internacionalizar el yuan y es probable que el proceso sea más rápido de lo que muchos esperan, y sin mediar acuerdos ni grandes tratados. Si este plan tiene éxito, podría dar como resultado que flujos comerciales por casi 2 billones de dólares anuales (el 50% del comercio exterior chino) se pacten en yuanes para el año 2012, comparado con menos del 10% actual. Esta decisión se toma después de que China hiciera un llamamiento para que el mundo adopte una moneda supranacional que reemplace al dólar en el mediano plazo. En principio esta moneda serían los DEG (Derechos Especiales de Giro del FMI) que correspodería a una ponderación de las monedas más importantes del comercio (dólar, euro, yuan, yen).

“China ha iniciado un ambicioso programa destinado a elevar el rol de su moneda en el comercio y las finanzas internacionales, y a reducir su dependencia del dólar estadounidense. Es probable que esto lleve varios años y sea un proceso gradual. Sin embargo, consideramos que es posible que todo sea más rápido de lo que muchos esperan”, dijo Qu Hongbin, jefe de economistas para China de HSBC.

HSBC opinó que la internacionalización del yuan ya debería ser un hecho, dado el creciente poderío económico de China en relación al uso limitado de su moneda en el exterior. HSBC y el FMI han estimado que el PIB chino podría llegar este año a 4,7 billones de dólares, superando a Japón y convirtiéndose en la segunda economía del mundo. También es probable que, para fin de este año, supere a Alemania como el segundo país más importante del mundo en lo que respecta a comercio exterior.

El Banco Popular de China firmó acuerdos para establecer swaps cambiarios bilaterales por valor de 650.000 millones de yuanes (95.000 millones de dólares) con los bancos centrales de seis países: Corea del Sur, Hong Kong, Malasia, Indonesia, Bielorrusia y Argentina. China mantiene conversaciones con otros bancos centrales para acordar otros swaps cambiarios y es probable que extienda estos pactos a todos los países de Asia con los que comercia, convirtiendo así a la moneda china en una de las más importantes divisas del comercio mundial, junto al euro y el dólar.

Imagen | DavidDennis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos