Publicidad

Cierre de Canal 9: buenas y malas noticias

Cierre de Canal 9: buenas y malas noticias
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy hemos contemplado el cierre de Canal 9 en directo y la imagen en negro nos deja mucho para reflexionar. Tanto por el fondo como por las formas. Es un asunto complejo pues se mezcla información, corporativismo periodístico, política y favores.

En este tema todo lo que se ha podido hacer mal se ha hecho mal y vamos a centrarnos en dos asuntos: ¿es una buena noticia? ¿Es necesario cerrar televisiones públicas?

Malas noticias: tenemos más parados y una mala gestión de los recursos

Está claro. Nadie puede ser insensible a que cierre una empresa y menos con el nivel de empleo que tenía Canal 9. 1620 trabajadores van a la calle. Esto en una situación normal quizá no sería una noticia muy importante, pero hoy por hoy y con los niveles de paro que tenemos es una verdadera tragedia. Además en el periodismo es bastante complicado encontrar trabajo ya que aparte de la crisis general hay una crisis de sector.

El cierre de Canal 9 también es la culminación de algo que todos sabíamos: la gestión de los recursos públicos muchas veces es nefasta. El PP llegó al Gobierno de la Comunidad Valenciana en 1995. Canal 9 tenía 687 trabajadores. Hoy tiene 1620, pero menos audiencia que entonces (achacable también a una mayor oferta) y una deuda de 1126 millones de euros (la deuda en 1995 eran 20 millones de euros).

La gestión de los recursos públicos ha sido muy mala y eso nos indica que en otros ámbitos también lo es. No es una buena forma de salir de la crisis, demostrar que el partido que Gobierna en España y en la mayoría de las Comunidades Autónomas es capaz de una gestión tan desastrosa.

Algunos también verán como una mala noticia que se acabe con la pluralidad, un medio de comunicación menos donde elegir. O que se destruya un medio público de comunicación, que se supone prima otras cosas distintas a lo que ofrece la iniciativa privada. Yo no soy de esa opinión. La calidad de Canal 9 era muy mala, era un agujero negro de dinero público y sólo decía lo que quería el poder. La mayoría de los medios privados son más plurales que Canal 9.

Buenas noticias: quedan menos intocables

También hay buenas noticias. Las televisiones públicas son un agujero negro en las finanzas de España. Todas las Comunidades quieren tener la suya, todos los ayuntamientos quieren tener su canal. ¿Cuál es el objetivo? La propaganda política. La excusa, y esto ha calado mucho en la sociedad, la gente lo repite como un mantra, es que sólo la iniciativa pública es capaz de proporcionar ciertas cosas ya que a los intereses privados no les sale rentable. Eso podía ser así hace unos años pero desde que existe Internet hay tal variedad de medios especializados que es más fácil saber lo que ocurre en un rincón de una comunidad por un blogger que por lo que emiten en la televisión pública.

Y que caiga una televisión es un toque más de atención a todos los que se creen que lo suyo es intocable. Nada es intocable, todo está en revisión. Hay que priorizar el gasto público y cerrar las televisiones autonómicas, incluso Radio Televisión Española, es una buena idea. Por supuesto hay que intentar su venta primero, pero ya adelanto que habrá pocos pujadores.

No dudo que la televisión pública fuera necesaria para el establecimiento de la tecnología, al igual que lo fue en la telefonía, pero hoy por hoy no es necesario y lo único que hacemos es derrochar dinero cuando por otro lado estamos deteriorando servicios que sí son fundamentales como la educación y la sanidad.

Conclusiones

Sinceramente, el servicio que hacía Canal 9 no me parecía fundamental y por tanto no me parece que debiera estar sostenido por dinero público. Y pienso lo mismo de todas las televisiones públicas que hay en España. Me da pena la destrucción de los puestos de trabajo y también ver lo que es capaz de hacer un partido político cuando dispara con pólvora ajena, pero el cierre era necesario.

Las imágenes de periodistas diciendo lo necesario que es Canal 9 es sólo una pataleta corporativa. Lo entiendo, pero no están defendiendo el interés general. Y esto es lo que hay que hacer ahora.

En El Blog Salmón | El cierre de Canal9, una muerte anunciada por malas actuaciones Imagen | dailyinvention

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir