Los datos de inflación no son tan malos como se pintan pero creerlo podría confirmarlo

Los datos de inflación no son tan malos como se pintan pero creerlo podría confirmarlo
9 comentarios

Los datos de inflación de los últimos meses parecen preocupantes. Inflaciones no vistas desde los años 90 por encima del 5% por dos meses consecutivos. Desde luego parecen datos para preocuparse y ya hay quien se plantea si los estímulos de los Bancos Centrales van a tener un impacto, de una vez por todas, en la temida inflación.

Pero lo cierto es que hay que mirar los datos con un poco de detalle para ver que no son tan desastrosos. Hay algunas diferencias con los datos que se presentaban en los 90... pero si la sociedad no los interpreta bien vamos a tener inflación como antaño porque las expectativas son muy importantes.

Los datos no son tan preocupantes

Por un lado tenemos la inflación de los últimos doce meses, que está, como decimos, disparada con datos por encima del 5%. Sin embargo la inflación subyacente no es tan alta, está subiendo, sí, pero a menor ritmo.

Ipc 12m

Por otro lado tenemos el efecto base. El año pasado tuvimos datos de inflación muy bajos con motivo del Covid, tasas negativas todo el año. Esto implica que los datos de este año, que son positivos, se magnifican cuando miramos tasas interanuales.

Ipc Mensual
IPC por meses

Este efecto base hace, por ejemplo, que el estancamiento del IPC en el mes de noviembre apenas se perciba en la tasa interanual, que sigue apareciendo disparada. Pero en realidad el IPC se contuvo en dicho mes.

Regresión a la media

Por otro lado los datos de 2020 hicieron que la inflación redujera su ritmo de crecimiento frente a lo que venía siendo normal. Cualquiera sabe que en estadística es frecuente ver una regresión a la media cuando hay datos "raros". De hecho estamos viendo una inflación que todavía no ha llegado a lo que deberíamos tener si no hubiera aparecido el covid-19.

De hecho todavía no hemos llegado a la tendencia que teníamos en 2019, estamos en camino de hacerlo pero no hemos llegado. Así que lo normal sería que siguiéramos unos meses más con una inflación más alta de lo habitual.

El problema es de expectativa

Sin embargo la inflación tiene un problema y es la expectativa. Si la sociedad determina que tenemos inflación alta como en los 90 lo normal es que acabemos teniéndola. ¿Y eso por qué?

Si la sociedad cree que vamos a tener una inflación sostenida del 5% aunque no haya factores fundamentales para que sea así, los comercios subirán los precios, los empleados demandarán altas subidas de salarios y al final estos efectos de segunda ronda incrementarán la inflación.

Esto es lo realmente preocupante de los datos de inflación de estos momentos. Si la sociedad considera que son definitivos, al final acabaremos confirmando nuestros peores temores.

Temas
Inicio