Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Dónde están las medidas de reducción de gastos?

¿Dónde están las medidas de reducción de gastos?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como todos sabemos, ahora que nadie deja de hablar de crisis, las cosas se han puesto serias y con las continuas peticiones de ayudas, y las que vendrán, los presupuestos estatales están muy apretados y cada vez más.

Está bastante claro, y aceptado, que el presupuesto de estado español entrará en déficit muy pronto, si no lo está ya, incorporando todas las promesas anunciadas y esperadas. En ese contexto, deberíamos empezar a ver reducciones de gastos en el presupuesto para que las subidas de gastos que se están anunciando casi a diario, se financien también con reducciones de gastos y no sólo aumentando la deuda estatal.

Uno de los partidos, ha propuesto que los gastos totales del presupuesto no suban por encima del 2%, es decir con subidas por debajo de la inflación, que sería una bajada en términos reales. No una bajada absoluta pero algo es algo. Estas medidas generales evitan las decisiones más difíciles de tener que elegir gastos concretos para limitar o reducir e incluso para eliminar.

Estas decisiones de reducción de gastos son más fáciles cuando estos son discrecionales contra esos que son automáticos.

Por ejemplo, es más difícil reducir gastos prometidos y continuos como el desempleo y las pensiones, que ya están establecidas y el número de recipientes suelen continuar o incrementar. Se pueden limitar pero bajar es más complicado.

Los gastos discrecionales están más en peligro. Estos son los que tienen presupuesto pero los fondos no necesariamente están comprometidos todavía.

Un ejemplo de un gasto discrecional puede ser el presupuesto cultural. En principio, durante el año este presupuesto sirve para financiar los eventos culturales que surgen a lo largo del año en un lugar. Algunos ya están contratados pero muchos surgen con el tiempo.

Ojo, y esta labor de reducción de gastos no es sólo del gobierno central. Las comunidades y los ayuntamientos también deben pensar en reducir sus gastos, ya que todos están sufriendo subidas en sus gastos y reducciones en sus ingresos. Algunos ya han anunciado reducciones.

Nunca es fácil limitar gastos y mucho más difícil reducir gastos. Parece que todos son necesarios, esenciales, imprescindibles y cuestiones de vida o muerte.

Yo voy a dar una idea de reducción, que se puede llamar retraso o suspensión si se quiere. El Ayuntamiento de Madrid debería desistir en su labor de traer las olimpiadas a su ciudad.

Aunque se habla de que las olimpiadas traen consigo muchos ingresos y beneficios, incluso algunas ciudades lo consiguen, los gastos iniciales y de inversión durante varios años es muy alto y los presupuestos actuales no están para estas cosas.

Hay tiempo en el futuro para volver a intentarlo.

¿Qué os parece, tenéis otras propuestas o mejores propuestas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos