Compartir
Publicidad

España está baja en competitividad, y empeorando

España está baja en competitividad, y empeorando
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acaba de salir el último Estudio sobre la competitividad de los países de la escuela suiza de negocios, IMD, y vemos que España sigue en posiciones demasiado bajas para la jerarquía económica que pretende y, aún peor, su situación comparativa está empeorando los últimos años. El mejor país latinoamericano, Chile, también está en una situación bastante baja, aunque muy por encima de España, y también ha empeorado estos años. Otra cosa que llama la atención de la lista es que los países emergentes, los BRICS (Brazil, Rusia, India, China y Suráfrica), y otros, están relativamente bajos en la lista pero, viendo su continuado crecimiento económico, no les va del todo mal.

En estas páginas hemos hablado mucho de las cosas que se deben hacer para mejorar la situación económica del país, vinculo sólo algunos artículos al final, y todas de las medidas propuestas situarían al país en posiciones bastante más altas en estas listas de competitividad. También, hace mucho que hablo de estas listas y he resumido los criterios que se utilizan.

Como hemos elaborado en el artículo titulado "¿Qué es y cómo se mide la Competitividad?", de nuestra sección, Conceptos de Economía, la competitividad de los países toma muchos elementos en cuenta y tres enfoques deben estar alineados para que mejore la competitividad de un país:

  • que los múltiples elementos que impactan la competitividad estén situados como deben.
  • que estos múltiple elementos estén coordinados entre ellos para impulsar a la economía en la dirección anhelada.
  • que el desarrollo de estos elementos impulse a la economía en la dirección anhelada pero más que otros países.

España está sufriendo con los tres de estos enfoques. Primero, les falta mucho a los que llevan las riendas de la economía a aplicar políticas económicas y medidas que este Estudio demuestra que ayudan a los países a ser más competitivos. Segundo, las medidas que se anuncian y las pocas buenas que se aplican parece que las sacan del bolsillo con el simple objetivo de anunciar algo, sin coordinación y sin pensar cómo una medida puede y debe impactar a otra. Tercero, otros países si están haciendo sus deberes mucho mejor y están dejando atrás a los países que esperan, no se sabe a qué.

Los políticos que dicen que quieren ayudar deben ir a la cama con este Estudio y debe ser lo último que leen por la noche, a ver si en sus sueños pueden acertar mejor que lo que aciertan cuando están despiertos, y debe ser lo primero que leen con el desayuno, a ver si sus sueños situan sus ideas en el contexto que deben.

Desgraciadamente, prefieren anunciar sus deseos, anunciar que piensan hacer anuncios, hacer poco y nada, mientras gastan nuestro dinero de forma indiscriminada, ya que gastar sienta bien y, si es el dinero de otros bolsillos, siente aún mejor. No digo que no se debe gastar, digo que se debe gastar, pero que sea lo mínimo posible, sólo en lo que se debe y con un plan claro y coordinado para sacarnos de estos líos económicos. El gasto indiscriminado y las medidas retrasadas e indiscriminadas no cumplen.

En El Blog Salmón | Las prioridades más importantes que los políticos deben atender, ¿Se enterarán los empresarios que hay formas de mejorar la productividad?, La flexibilidad, una palanca para mejorar la productividad, Las características del crecimiento económico no incluyen el despilfarro y El Indice de libertad económica - 2012

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio