Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Está China mintiendo sobre su crecimiento?
Entorno

¿Está China mintiendo sobre su crecimiento?

Publicidad
Publicidad

Llevamos unas cuantas semanas hablando de la crisis bursátil en China. Es un interesante debate porque no todas las bajadas bursátiles bruscas indican una desaceleración de la "economía real" pero muchas otras veces anticipan lo que va a pasar.

Por estas páginas hemos tratado ya el tema y parece que no tendría por qué afectar mucho a nuestro país. Primero, que no está claro cuál es el impacto real de la crisis en China, ya que los datos de crecimiento del PIB andan alrededor del 7%. Y segundo, no somos un gran exportador a China. Sin embargo todo este análisis podría cambiar si China mintiera con sus datos macroeconómicos.

Nadie se cree el PIB de China

Y resulta que esto es lo que está pasando. Los datos de PIB de China no son sinceros. Hemos visto ante la crisis bursátil el gran intervencionismo del Gobierno en la economía (prohibiendo venta de acciones, comprando acciones, deteniendo a periodistas por dar su punto de vista crítico...) y eso resta credibilidad a las estadísticas oficiales.

El problema con China es que si las cosas van bien se premia a los supuestos responsables, y si van mal no. Por tanto las autoridades tienen incentivos para falsear los datos macroeconómicos. De hecho ni dentro del propio Gobierno chino se creen dichos datos, según cables filtrados por Wikileaks. Y lo peor es que no hay un cajón muy profundo dentro de un Ministerio del Gobierno chino donde está el dato real, no lo saben ni ellos.

Existen estimaciones no oficiales de por dónde se mueve el crecimiento del PIB de China y hay división entre los expertos. Hay métodos para estimar el crecimiento basándose en el consumo eléctrico y los movimientos de carga, pero esto dejaría de ser válido si la economía de China estuviera migrando del sector secundario al terciario (y es algo que está pasando).

Las estimaciones más optimistas sitúan el crecimiento del PIB en el 5% y las más pesimistas en el 1%. Esto es, desde luego, desastroso para un país que lleva tres décadas creciendo al 10%.

¿Es un drama crecer al 1%?

Realmente no es ningún drama crecer a ritmos inferiores al 10%, en occidente llevamos haciéndolo décadas. Claro está, en China todavía convive una clase rural muy pobre con una clase urbana cada vez más pudiente. Si el medio rural sigue desarrollándose a buen ritmo el menor crecimiento no debería ser un problema.

Pero veamos antecedentes. Japón es un buen ejemplo. Después de la Segunda Guerra Mundial creció y creció, se convirtió en la fábrica del mundo y llegó a ser una economía puntera (no sólo en PIB sino en PIB per cápita). Llegó un momento en que no pudo crecer más y se juntaron varios factores que hicieron que se estancara (es mucho más fácil crecer fuerte cuando eres muy pobre que cuando eres muy rico, burbuja inmobiliaria, envejecimiento de la población...). China podría llevar el mismo camino, lo cual no es un problema para ellos si, como digo, el medio rural sigue avanzando.

Lo que sí es preocupante es que las cifras que presenta un país no sean fiables. Podemos recordar el caso de Grecia, al final se acaban sabiendo las cifras reales, normalmente cuando la situación está en un punto límite.

¿Es para el resto del mundo un problema el bajo crecimiento de China? El gigante asiático tiene una balanza comercial positiva. Casi todos los países tienen déficit comercial con China y por tanto un enfriamiento de China puede afectar a sectores concretos donde no son tan potentes pero en agregado el mundo tiene más que ganar. El caso concreto de España ya lo analizamos, exportamos poco e importamos mucho.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos