Compartir
Publicidad

La nueva propuesta de Alemania y Francia no es tan nueva

La nueva propuesta de Alemania y Francia no es tan nueva
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ha hablado en estas páginas mi compañero, Marco Antonio, parece que los países europeos, liderados por Alemania y Francia están preocupados por la alta deuda estatal y quieren que las próximas reuniones de la G20 aborden esta cuestión. Es un tema importante e importante que se aborde.

Es importante porque es verdad que los ciudadanos son los que tendrán que pagar estas deudas. Son los que recibieron pocas de las ayudas, vieron reducido sus fuentes de financiación, precisamente de los bancos que si han visto muchas ayudas, y están sufriendo los programas de austeridad necesarias para cortar los números rojos y empezar a pagar estas deudas. Nada de esto debe sorprender, ya que algunos analistas hemos hablado de estos temas, incluso en estas páginas, y criticado el despilfarro desde el primero momento. No sólo advertimos de la inutilidad de gastar millones de millones de forma indiscriminada, pero también avisamos que lo obvio iba a ocurrir, y lo obvio de tanto gasto desenfrenado sin tener los recursos es que se generaría altos y crecientes déficits públicos y se acumularía cada vez más deuda pública. La sorpresa es que los altos y crecientes déficits públicos y la alta y creciente deuda pública son sorpresa para algunos.

Como lo explica Marco Antonio, parece que Alemania y Francia están presentando como nueva su propuesta de cómo tratar la deuda estatal de países que entran en dificultades. La nueva genialidad que nos presentan es que, cuando un país tiene problemas con el pago de sus deudas, lo que deben hacer es suspender sus pagos y entrar en conversaciones o negociaciones con sus prestamistas para negociar una salida a esta situación y para dar a estos países el tiempo para poner sus economías y sus cuentas en una base firme y sus cuentas en una base sostenible. Cosas que deberían hacer antes de entrar en problemas pero que no lo harán sin las presiones de los criticados mercados.

Esto no me suena nuevo, sólo hay que ver lo que pasó en varios países, incluyendo varios países latinoamericanos, en los años 1980 cuando no podían pagar. Dejaban de pagar y se sentaban con sus prestamistas para buscar una fórmula de pago, algunos países tardaron mucho en sentarse pero, tarde o temprano se sentaron. Quizás lo que traen nuevo es formalizar el proceso, preparar a todos que va a pasar, que lo esperemos y que, cuando ocurra, que no entremos todos en pánico desenfrenado. A ver si Alemania y Francia nos están advirtiendo de lo que esperan que nos viene encima.

En El Blog Salmón | Eje franco-alemán prepara ofensiva contra la deuda en cita de Seúl
Imagen | Stuart Pilbrow

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos