Compartir
Publicidad

La política económica francesa: anunciar y olvidar

La política económica francesa: anunciar y olvidar
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El Primer Ministro francés acaba de anunciar que Francia piensa reducir los impuestos a su clase media y que esta medida se aplicará en 2007. El objetivo, ellos dicen, es de abaratar sus sueldos, dejándoles llevar más de sus sueldos a casa, aligerar las cargas a los trabajadores y a los empresarios y establecer el régimen fiscal más competitivo en toda la Unión Europea. El resultado buscado es impulsar el consumo interno e incentivar las inversiones, tanto internas como del exterior.

Este anuncio sigue una estrategia muy suya, que suele seguir tres pasos: primero, el anuncio de que se va a hacer algo, segundo, recibir los beneficios del anuncio cuando el mercado haya reaccionado a lo que se les ha dicho se va a hacer, y tercero, olvidarse del anuncio y no hacer nada. Recientemente lo utilizaron cuando se especulaba que la empresa estadounidense, Pepsi, estaba interesado en comprar la francesa Danone. El gobierno anunció que no permitirían la compra de una de sus joyas nacionales y que establecerían un blindaje para evitarlo. El mercado funcionó y Pepsi anunció que no tenían intenciones sobre Danone y el gobierno francés se olvidó de sus comentarios iniciales. La estrategia del anuncio les funcionó.

Otro ejemplo, es con el anuncio hace un par de años cuando se derrumbaron los valores de las empresas de Internet y de telecomunicaciones, y France Telecom se encontró con un nivel de deuda altísimo y con dificultad en refinanciarlo y en emitir nuevas acciones. El gobierno anunció que pensaban garantizar la deuda de France Telecom y, poco después, esta empresa emitió deuda nueva a unos costes muy bajos, basándose el mercado en el hecho de que, después del anuncio del gobierno, esta deuda había mejorado en calidad. La operación se hizo con gran éxito y el gobierno ni compró deuda ni garantizó nada. Otro anuncio olvidado.

Se entiende que intenten esta estrategia de nuevo, ya que en varias formas les ha dado frutos en el pasado y ¿por qué no probarlo otra vez?

Vía | El País En El Blog Salmón | Danone: ¿la joya francesa? y El futuro de Europa: el debate francés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos