Compartir
Publicidad
Publicidad

Las economías más controladas tampoco pueden con la crisis

Las economías más controladas tampoco pueden con la crisis
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos momentos de dificultades financieras y económicas, muchos han depositado su confianza en los políticos para salvarnos de los supuestos fallos del sistema capitalista.

Como he hablado en estas páginas, los políticos y sus reguladores son los causantes principales de los líos en los que estamos metidos pero algunos, muchos, prefieren ignorar la realidad, hacer un análisis medio cocinado y prefieren acudir a las exageraciones de lo que pasó y lo que va a pasar y, alimentando el ambiente de pánico, proponer soluciones supuestamente fáciles y nuevas.

No nos olvidemos lo qué quiere decir ponernos en manos de los políticos para sacarnos de este lío. Quiere decir que queremos que nos quiten más de nuestro dinero para gastarlo como ellos quieran en nuestro nombre. Lo que esto quiere decir realmente es que más de nuestro dinero en manos de los políticos será para regalarlo a los que más gritan y a los que más están enchufados.

Quizás lo que la gran mayoría de nosotros necesita es una asociación de ciudadanos. Esta asociación podría pelear por los intereses de todos nosotros, los que no estamos ganando en esto de estar en la cola para las ayudas. Por lo menos así tendríamos a un grupo velando por nuestros intereses, ya que los precios siguen subiendo, como también nuestros impuestos, con los salarios más o menos estancados. Sin embargo, las ayudas son para otros.

Parece que hay muchos que piensan que las economías más en manos de los políticos están mejor posicionadas para resistir las dificultades del mercado….¡pues no…no…no!

No ha sido el caso cuando existían las economías soviéticas (¡más alto el control de los políticos imposible!) y no es el caso con las economías en manos de los políticos hoy.

Más intervención de los políticos no nos salva de los problemas a corto plazo, y a largo plazo los hace aún peores, con más déficit (que hay que cubrir, tarde o temprano), más inflación, más desempleo e intereses más altos.

Los que dicen, incluso en estas páginas, que mejor resolver los problemas de hoy y nos preocuparemos de los problemas de mañana más tarde, solo consiguen el sufrimiento de hoy igual y redoblan los problemas de mañana.

Vale para los políticos y para los populistas pero no vale ni para los rigurosos en el análisis ni para la población en general…los que más pierden.

Cuando estalla una burbuja financiera después de muchos años de subidas y de burbuja, hay que ajustar los cinturones, sufrir las consecuencias a corto plazo lo antes posible y no agravar los problemas con soluciones ficticias que sólo sirven para retrasar y aumentar los problemas y, encima, no los retrasa, como estamos viendo.

Vía | BBC News (en inglés)
En El Blog Salmón | Una líder europea con responsabilidad y memoria y ¿Se justifican los planes de rescate?
Foto | Vladimir Terán

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos