Compartir
Publicidad
Publicidad

Las medidas del FMI sólo eran para los pobres

Las medidas del FMI sólo eran para los pobres
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es típico en las relaciones humanas que la gente dice lo que le parece necesario e importante y lo exige para otros pero, cuando llega el momento de ser consecuente y de sufrir siéndolo, uno busca alternativas para no tener que cumplir.

Esto es el caso del nuevo Fondo Monetario Internacional (FMI) demostrado por las últimas declaraciones de su economista en jefe, el ciudadano francés, Olivier Blanchard.

Con las dificultades económicas internacionales actuales y viendo los sufrimientos que los países están experimentando, al Sr. Blanchard le parece que hay que flexibilizar las normas rigurosas que se introducían para que las economías se mejoren y que eran parte necesaria para acceder a las ayudas financieras del FMI.

Normal, antes eran políticas que se exigían a otros, normalmente a los países pobres, para mejorar sus economías que habían sufrido a través de seguir políticas denominadas irresponsables. Ahora los países que están sufriendo son los ricos o, por lo menos, esos son los que más están protestando. Ya que estos ricos son los que deberían implementar políticas rigurosas, que requieren la toma de decisiones politicamente difíciles, pues ya no hay que ser tan rigurosos y se entiende la necesidad de ser más flexible.

No obstante, como ya he hablado en estas páginas, está claro que el Sr. Blanchard, como buen keynesiano que es, no está tan convencido de las políticas antiguas del FMI. Como ahora quieren muchos, incluso en ests páginas, más gasto público es bueno, de la forma que sea y con el destino que sea, y el resultante déficit público tampoco es malo.

Para los que piensan así, que los políticos tomen nuestro dinero para gastarlo ellos como ellos quieran no sólo no es malo, es necesario, como buenos keynesianos que son.

Parece que ahora se evita la depresión gastando el dinero ajeno de forma indiscriminada. No se habla de la inversión, de la productividad, del control del gasto público, de nada, de nada.

A ver qué dirán cuando sus soluciones no funcionen......¿más de lo mismo?

En El Blog Salmón | ¿Se justifican los planes de rescate? y El Fondo Monetario Internacional y el Consenso de Washington Imagen | nonfictionfr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos