Compartir
Publicidad

Latinoamérica crece, mientras a Europa le cuesta

Latinoamérica crece, mientras a Europa le cuesta
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una zona sometida a caóticas devaluaciones, gigantescos déficit fiscales, altos y crecientes deuda estatales y rescates financieros de la mano de organismos multilaterales.

¿A quién estamos describiendo?

Aunque esta frase venga del Estudio sobre Latinoamérica de CEPAL, que está a punto de salir y hablando del pasado de esa zona, hoy en día esta frase mejor describiría los países europeos y, además, las perspectivas de que algo cambie no son esperanzadoras.

Los que más miedo daban entonces, por su situación crítica y por los billones que tenían en juego, eran Brasil, México y Argentina y, de los países más pequeños, se hablaba mucho de Chile. Hoy en día, sólo uno de estos países preocupa, por la posibilidad de que caiga otra vez en lo mismo.

Resulta que los tres países que están demostrando números económicos sólidos, Brasil, México y Chile, son los que siguieron con más rigor las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) y su Consenso de Washington.

México está arrastrando problemas suyos relacionados con el golpe de la epidemia de gripe porcina, que resulta que se inició en Estados Unidos no en México, añadido a su reciente terremoto, y con los problemas crecientes de alta criminalidad relacionado con el tráfico de drogas, otro más de los regalos que le han dado sus vecinos del norte. Muchos impactos juntos y cercanos en el tiempo.

En estas páginas se ha criticado el Consenso de Washington y al FMI por exigir unas políticas económicas ortodoxas y rigurosas para que los países vuelvan al camino del pago de deudas y del crecimiento. Al FMI ya no se critica tanto, con su reciente conversión en amigo del despilfarro sin condiciones.

Entiendo que siempre nos gusta inventar lo nuevo pero el problema viene si nos olvidamos lo que funcionó en el pasado. Aunque pensemos que estamos en una nueva economía y no tenemos que hacer como antes, esto no es verdad y parece que la crisis bien dura que hemos sufrido no nos ha convencido que lo que sube y sube y sube, bajará bien fuerte, como ha hecho siempre.

Seguir las medidas ortodoxas del pasado duelen y requieren decisión pero no por eso son menos necesarias o menos urgentes. Deberíamos recuperar el Consenso de Washington y aplicarlo a los países ricos, aunque, como ya he comentado en estas páginas, los países ricos no quieran.

Aquí resumo sus elementos, que son lo que se necesita, preferiblemente antes mejor que después.

Via | BBC Mundo
En El Blog Salmón | Bernanke dice que las perspectivas económicas son “particularmente inciertas”, Ha llegado el comienzo del fin de la hegemonía occidental y Las medidas del FMI siguen siendo sólo para los pobres
Imagen | Gleenharper

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio