Compartir
Publicidad

Los negocios (legales) del porro

Los negocios (legales) del porro
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La legalización del cannabis para uso recreativo en los estados de Colorado y Washington ha comenzado una ola que muy probablemente acabe con la legalización del mismo para usos recreativos en otros muchos estados. La marihuana ya era legal en varios estados y en el Distrito de Columbia para uso medicinal, aunque eso es relativo. Muchos médicos la recetaban con bastante facilidad en lugares como Venice Beach (un barrio de Los Ángeles).

El episodio Panama Red (quinta temporada, décimo episodio) de la serie El Mentalista trata sobre el asesinato de un botánico que trabaja con empresas que cultivan marihuana y que desarrollan nuevas especies con el objetivo de lanzarse a la producción industrial una vez esta sea aprobada para su consumo legal, especialmente en lo que al consumo recreativo se refiere. Se trata de una serie de ficción, pero ¿hay algo de cierto en esto?

Los viejos tiempos ilegales

En los viejos tiempos la marihuana era ilegal, y lo sigue siendo en la mayor parte del mundo. Cuenta Misha Glenny en su libro McMafia como se cultiva en la Columbia Británica en instalaciones secretas (algunas de ellas utilizando técnicas modernas hidropónicas y con sistemas de inyección de CO2) y se distribuye por los Estados Unidos como “orgánico”.

Por supuesto tenemos en esta época de ilegalidad las declaraciones del actual presidente de Estados Unidos, que ha defendido que es tan peligrosa como el alcohol o el tabaco. Dentro de estos negocios ilegales tenemos la mayor parte de la producción, procesamiento y distribución del cannabis del mundo. Dentro de esto tenemos los negocios que se muestran en el documental de La Sexta.

La crisis ha provocado que haya inmuebles baratos (proporcionando espacio para el cultivo) y mano de obra barata dispuesta a trabajar en un negocio ilegal. Una combinación que permite el cultivo para países noreuropeos usando España como centro de producción.

Los nuevos negocios legales

Pero en lo que nos vamos a centrar hoy no es en la producción ilegal, sino en la producción legal que se está preparando. Si el cannabis se acaba legalizando, seguramente vamos a ver como los empresarios del porro se multiplican y hacen su buen dinero con el cannabis.

De momento en España se calcula que hay alrededor de 1.000 empresas (legales) que se dedican al cultivo, montar una franquicia de venta de semillas puede significar una inversión de tan sólo 12.000 euros. España tiene tres millones de consumidores habituales y se calcula que se gastan alrededor de 1.164 millones de euros anuales en cannabis.

Las tabaqueras ya tienen la infraestructura como para fabricar cigarrillos de marihuana, empaquetarlos y distribuirlos en poco tiempo (la leyenda urbana es que tienen la marca registrada y todo). Pero también hay negocios asociados legales, como libros de cocina o incluso restaurantes especializados.

Un modelo distinto de pequeño negocio ha tomado Uruguay, en el que se regula la venta en farmacias (hasta 40g mensuales), en clubes o incluso la autoproducción (hasta 480g anuales). pero dónde de verdad parece que van a llegar los grandes negocios no es en Sudamérica, sino en el hemisferio norte.

Estados Unidos ¿el dorado de la marihuana?

Como la legalización ha sucedido antes en los Estados Unidos, es al otro lado del Atlántico donde empezamos a encontrar los datos interesantes. En Estados Unidos hay seis millones de americanos que utilizan esta droga a diario o casi diariamente. Los usuarios más intensivos consumen el 80% del cannabis y se calcula que el gasto es de 30.000 millones de dólares anuales. Sólo en el estado de Washington se consumieron entre 135 y 225 toneladas de producto en 2013, 350.000.000 millones de porros asumiendo que cada uno de ellos lleve medio gramo .

Para 2018 los ingresos se estiman que estarán entre 4.500 y 6.000 millones de dólares, siendo las cifras de 2013 entre 1.300 y 1.500 millones según la publicación especializada MMJ. Los inversores de San Francisco ArcView son más optimistas, creen que el mercado crecerá un 64% en 2014 hasta 2.340 millones de dólares, y que será de 10.000 millones dentro de cinco años. La mayor parte se prevé en California y en los dos estados que la han legalizado para uso recreativo.

No obstante, hay quien advierte que el cultivo de la marihuana a gran escala muy probablemente se vería afectado por una reducción de precios debido a las economías de escala. Por otro lado, la regulación depende mucho a nivel estatal, de modo que cada estado está organizado de un modo distinto. Además la legislación federal, que Obama ha dicho que no la piensa cambiar, va a seguir persiguiendo el cannabis.

Porque aparte de la legislación confusa no es un negocio fácil. Aunque muchos que ven en la marihuana la próxima gran industria de Estados Unidos, de hecho existe una empresa (Canna Advisors) dedicada a asesorar a aquellos que quieren iniciar negocios en el mundo del cannabis. No todos los dueños de locales quieren tener a un comerciante de cannabis como inquilino ni pueden abrir en cualquier sitio (están restringidas las localizaciones).

Aparte el acceso a un sistema financiero moderno puede ser más complicado. Bank of America afirma no dar servicio a los comerciantes de la marihuana, así como Visa y MasterCard que no saben como actuar, ya que la legislación estatal no coincide con la federal, de modo que están en conversaciones con el gobierno de la unión para saber qué deben hacer.

Nos guste o no, la legalización del cannabis recreativo está dejando de ser algo sólo de los holandeses y dentro de nada vaamos a ver como surgen los grandes negocios alrededor de ellas ¿quién se llevará el gato al agua?

En El Blog Salmón | El INE quiere contabilizar en el PIB la prostitución y el tráfico de drogas, La marihuana como plan anticrisis Vía | WSJ Imagen | Brett Levin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio