Compartir
Publicidad
Publicidad

Ocaso y el caso Guateque

Ocaso y el caso Guateque
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El caso Guateque sigue generando interesantes noticias, aunque ciertamente algunas con más difusión que otras. Y es que si no hay sexo, políticos o futbolistas, el tema pierde mucho. Es por ello que apenas hay dos entradas, a estas alturas del mes, en Google News acerca de la presunta, y repito, presunta vinculación entre la trama de concesión ilegal de licencias urbanísticas y la aseguradora Ocaso. Cuatro de sus directivos han sido imputados en el procedimiento. La imputación esta relacionada con el cambio de uso de una parte de un edificio propiedad de la aseguradora, en el cual se buscaba alterar la calificación urbanística de unas viviendas para transformarlas como oficinas y así poder alquilarlas.

Vaya en primer lugar por delante la presunción de inocencia. Aquí aún nos e ha demostrado vinculación alguna. Para eso esta el procedimiento penal. Y estas personas son inocentes hasta que se demuestre judicialmente lo contrario. Pero lo cierto es que la imputación, a la vez que es un mecanismo que sirve para proteger los derechos de esas personas y que puedan defenderse mejor, erosiona esa presunción, pues el Juez instructor tiene que tener algún tipo de indicio, de apariencia, para tomar esa decisión.

Y una vez aclarado ésto, y que no prejuzgo en absoluto el fondo del asunto, me gustaría rebatir las siguientes afirmaciones que hace Angel del Amo, en ¿Seguro?:

Ocaso no es de mis aseguradoras favoritas, pero hay que tener en cuenta que este tema no tiene nada que ver con el desarrollo natural de la actividad de la aseguradora. O sea, aunque fuera cierto el delito por el que se acusa a los directivos de OCASO, la aseguradora no corre ningún peligro y aún menos los asegurados. Y es que seguro que se empezarán a oír rumores malintencionados.

Yo también dudo que el caso afecte a una empresa del tamaño de Ocaso. Pero de lo que no dudo, es que tal y como se narran los hechos en El País, el tema si que tiene que ver, y mucho, con el desarrollo natural de la actividad aseguradora. Los imputados lo han sido por unas presuntas actuaciones en calidad de directivos de Ocaso, es más, en beneficio de Ocaso. El desarrollo natural de la actividad aseguradora consiste en recoger fondos de los tomadores para cubrir unos riesgos. Para poder cumplir su fin, y obtener beneficios, las Compañías aseguradoras invierten estas primas en el mercado inmobiliario, en activos financieros, etc. Por tanto, salvo que yo me haya perdido algo, estos señores estaban trabajando para su empresa. Es más, de ser cierto, ello hubiese supuesto una ventaja para la empresa frente a la competencia, pues entiendo que dicho cambio se hacía bajo criterios de rentabilidad

Y es que conviene recordar que, y no hablo de este caso en concreto, las personas jurídicas, las sociedades anónimas por ejemplo, no cometen delitos. Los cometen las personas que son sus directivos, sus empleados, etc. Cosa distinta es que estas sociedades si que pueden incurrir en responsabilidades patrimoniales cuando esto sucede. Y por tanto, si la imputación acaba derivando en una acusación y a posteriori en una condena, es posible que pueda haber alguna implicación económica para la empresa que, repito, no creo que le afecte sustancialmente.

Vía | ¿Seguro? En El Blog Salmón | Reale y sus escudos humanos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos