Compartir
Publicidad
Publicidad

Por decreto se congela el problema del carbón nacional hasta 2014

Por decreto se congela el problema del carbón nacional hasta 2014
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

 

Tras la ampliacìón de las subvenciones de Bruselas al carbón nacional hasta el año 2014, el gobierno aprobó el pasado viernes un decreto que da luz verde a las eléctricas españolas para utilizar el carbón nacional subvencionado en sus procesos de producción. Esta noticia se ha visto de manera muy positiva por parte del gobierno, que ve como un gran problema que tenía sobre la mesa se aplaza unos años más, y sobretodo por los trabajadores y empresarios de la minería nacional, que prolongarán su actividad.

Si pensamos en términos de eficiencia, las ayudas al carbón suponen un lastre a la competitividad española, y como ya se ha hablado en estas páginas, estamos destinando unos preciosos recursos públicos a mantener en el tiempo una actividad que es ineficiente tanto desde el punto de vista técnico como del asignativo, para agravar aún más los problemas en un futuro.

Estoy de acuerdo con que el estado debe intervenir en la economía para salvaguardar la estabilidad económica, y reconducir los objetivos económicos hacia el interés general con su política económica. Porque de no ser así ahora estaríamos sumidos en un caos si no se hubiesen emprendido acciones como las medidas de protección social a los parados.

Pero en esta ocasión, no me parece lo más correcto. Porque en lugar de buscar una solución al sector, intentando recolocar a estos trabajadores y potenciando políticas de desarrollo local en sus respectivas regiones, se ha optado por la opción más fácil, cubrir el déficit vía fiscal. Esta medida en mi opinón es socialmente injusta, y me recuerda a las antiguas pretensiones de la SEPI cuando el gobierno de turno se afanaba en mantener actividades aún no siendo rentables. Creo que esa época ha pasado y que ahora el 'juego económico' es muy diferente.

Ahora, más que nunca, lo que tenemos que conseguir es un modelo productivo teniendo presentes cuáles son nuestras ventajas comparativas, y definir líneas de actuación en este sentido. Porque de no ser así estaremos condenados a perder competitividad con el paso del tiempo. De momento, en cuanto al problema del carbón nacional  este queda aplazado, hasta que algún iluminado ponga el cascabel al gato. ¿Eso es lo políticamente correcto?

Vía | Reuters En El Blog Salmón | Bruselas aprueba las ayudas al carbón Imagen | larrazun

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos