Compartir
Publicidad
Publicidad

Si tu inmueble vale más que tu negocio...

Si tu inmueble vale más que tu negocio...
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Va a parecer esto un monográfico del Banco Santander... pero no se trata de eso. Sin embargo, lo cierto es que el banco de Botín está siendo noticia habitualmente en las últimas semanas, y en esta ocasión nos va a servir como excusa para una reflexión. Y es que si hace unos días comentábamos la operación inmobiliaria iniciada por el banco, ésta todavía colea, en general con el beneplácito de los analistas que ven en ella una inteligente manera de realizar activos y dedicarlos a financiar las "competencias nucleares" de la entidad.

En El Confidencial titulaban que "Santander gana más con la venta de una oficina que con el margen financiero de la sucursal en 25 años". Un titular duro, y posiblemente exagerado como buen titular que es (los cálculos están realizados para una megaoficina en la calle Serrano, una de las más caras de España... seguro que la oficina de un pueblo de provincias no genera esas cifras). Pero que en el fondo te hace pensar. Si sacas más dinero vendiendo tu edificio que gestionando tu negocio a largo plazo... ¿para qué seguir gestionándolo?

Hace un par de años se cerraba en Madrid una tienda clásica en el centro, Madrid Rock. Tras unos primeros momentos en los que se achacaba el cierre a la falta de rentabilidad y a la piratería, los trabajadores afectados contratacaron argumentando que el cierre estaba causado por una operación inmobiliaria. Y recuerdo que en aquellos momentos me dió por pensar "¿qué habría hecho yo?". Por un lado, una firma de una escritura y beneficios seguros e inmediatos. Por otro lado, años de trabajar duro, de sinsabores, de volatilidad de mercado, de no dormir preocupado por tu negocio... para obtener un beneficio sometido a riesgo. La verdad, la cosa no parece tener mucho color...

Y este es, en el fondo, uno de los efectos secundarios más preocupantes de la evolución de los precios inmobiliarios. Que, para muchos negocios, su actividad principal se ha convertido en secundaria frente a su actividad inmobiliaria. Y que lo que debería ser un activo al servicio del negocio principal, se convierte en una razón de ser por sí misma. Y eso supone un grave quebranto para el conjunto de la estructura económica de un país: porque es más fácil ganar dinero vendiendo inmuebles que generando riqueza (empleo, consumo, etc.) a través de la actividad empresarial.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos