Compartir
Publicidad

Sin derecho a defenderte en la reforma de la Ley General Tributaria

Sin derecho a defenderte en la reforma de la Ley General Tributaria
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aparte de todas las barbaridades y atropellos que se están planteando en la reforma fiscal en el IRPF, en sociedades y hasta en la ley del IVA, hay otra reforma en marcha que es en la Ley General Tributaria. Esta es la ley base del sistema tributario y si finalmente llega a aprobarse tal y como se ha redactado el articulado previo, ya podemos irnos directamente del país.

El Sr. Montoro considera que la mejor reforma tributaria que se puede poner en marcha es no admitir ninguna prueba adicional más en un procedimiento tributario una vez que se cierre el trámite de alegaciones. Es decir, entrega todo lo que tengas en el primer momento, porque después no te van a admitir absolutamente nada como medio de prueba. Un ejemplo práctico:

Actualmente, en cualquier procedimiento tributario (requerimientos, comprobación limitada, inspección, actos de gestión...) tenemos un trámite de alegaciones previo a la liquidación. Una vez tenemos ea liquidación podemos presentar recurso de reposición, si no estamos conformes con el propio recurso, podemos recurrir al Tribunal Económico Administrativo y una vez se finaliza en este tribunal, podemos seguir recurriendo al contencioso administrativo. Como vemos, el trámite de alegaciones se sitúa en la base de cualquier procedimiento tributario y actualmente, en cualquier punto del procedimiento, el contribuyente puede aportar todas las pruebas que considere oportunas para hacer valer su derecho.

En el futuro, si a mí me revisan por ejemplo la deducción por vivienda habitual y en el plazo de 10 días desde la comunicación de la liquidación provisional no he aportado absolutamente toda la documentación, puedo darme por muerto "tributariamente hablando", dado que en los pasos siguientes no me admitirán absolutamente nada como medio de prueba.

Un Estado de Derecho tiene que permitir el equilibrio entre las partes y por supuesto las vías de defensa legítimas, entre las que se encuentran el aporte de pruebas y documentos. Cortar esa vía, nos equipara con las mejores dictaduras y países bananeros del mundo; tal y como ya estamos haciendo con bastantes cambios fiscales que hay encima de la mesa.

En El Blog Salmón | El cambio de residencia en la reforma del IRPF o cómo cerrar la frontera a los empresarios
Imagen | ppcv

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio