Compartir
Publicidad

Una victoria liberal en la Comisión Europea

Una victoria liberal en la Comisión Europea
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Esta semana hemos ganado una victoria con una serie de decisiones que afectan la cañería de cómo funciona y cómo funcionará la Comisión Europea (CE) desde sus entrañas, con la rotación de varios directores generales (DG) en sus puestos. El DG puede ser considerado como el puesto más importante de toda la CE, de alguna forma incluso por encima del comisionado, ya que el DG es el que lleva el trabajo diario de sus departamentos y ejecuta, bien o mal, con a sin entusiasmo, las políticas de sus jefes directos, los comisionados. Además, como puesto burocrático, es una carrera que dura muchos años y no está vinculado a las limitaciones de tiempo que experimenta la CE.

El cambio más significativo es la salida del francés Francois Lamoureux, actual DG de Transportes y Energía, y antiguo colaborador del intervencionista Jacques Delors, presidente de la CE de 1985-1995. Señor Lamoureux era de la vieja escuela de autoritarismo y burocratización, muy al estilo francés, y su salida, no solo moderniza la forma de trabajar desde dentro pero envía un mensaje importante al resto de la organización que las viejas formas ya no valen. Vinculado a este cambio y reforzando el mismo mensaje, fueron los nombramientos de dos DG´s irlandeses, los dos con reputación de liberales, a puestos muy importantes, Catherine Day y David O´Sullivan. La primera es ahora la DG más influyente, trabajando directamente con el presidente de la comisión, José Manuel Barroso, que también se libró de la portavoz jefa de la CE, la francesa Francoise Le Bail. El segundo, ahora liderará el departamento de comercio, trabajando con el comisionado Peter Mandelson.

Combinado con los dos DG´s británicos, Philip Lowe y Jonathan Faull, al mando de competición y justicia en interior y vemos que los puestos más importantes de la CE están en manos de los que quieren apertura y liberación. ¡Cambios importantes!

Es verdad que el francés, Jean-Luc Demarty, ha tomado las riendas de Agricultura (esos franceses otra vez) pero, afortunadamente, la liberalización de la agricultura se está llevando más en Comercio, al mando de Mandelson y O´Sullivan, con las negociaciones multilaterales. España también salió bien pero, con los lazos estrechos entre España y Francia, no estoy seguro que eso es bueno para Europa.

Estos cambios son internos y puede que esotéricos pero afectarán los métodos de trabajo de la CE y causarán impactos importantes en las formas de trabajar hacia la liberalización y flexibilización y el fin de la burocratización cara al futuro funcionamiento de la CE. A ver si tenemos suerte.

Vía | El Comercio Digital

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos