Compartir
Publicidad
Publicidad

Abre las puertas Expoliva: la feria del negocio peor gestionado en el mundo

Abre las puertas Expoliva: la feria del negocio peor gestionado en el mundo
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ayer se produjo la inauguración de Expoliva 2009. Esta es la feria del aceite de oliva e industrias afines. Como no podía ser, se celebra en la provincia que se puede considerar como primera productora del mundo del oro líquido, Jaén.

El discurso de apertura de ayer, pronunciado por el Sr Griñán, el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, fuer recibido por el sector con los brazos abiertos, puesto que volvió a aparecer en escena la palabra mágica que ilumina los pensamientos de todos los productores: más subvenciones.

Se prometieron ayudas y subvenciones muy felices para eliminar la venta a granel que todavía llevan a cabo grandes productores, se clamó por la unidad del sector con objeto de frenar la caida de precios a la vez que se predicó con solicitar más ayuda aún a la PAC, cuyo futuro es sumamente incierto a partir del 2013.

El sector del aceite de oliva ha gozado siempre de unas características muy particulares. La distribución de minifundios y la gestión cooperativista ha minado totalmente el progreso que se le pudiera haber dado a esta producción agrícola. Además, el destino de las subvenciones de la UE en la Política Agraria Común, rara vez se han destinado por parte de los productores a la mejora de la producción.

La puntilla al sector se la está dando el propio mercado, puesto que el precio que tiene el aceite de oliva en la actualidad, en caida libre y sin visos de pararlo a corto plazo hacen que cualquier explotación pequeña de olivar pase a ser ruinosa. Si se elimina la componente de la subvención, mejor nos olvidamos.

El 95% del sector no ha comenzado a mirar los aspectos de gestión empresarial, rentabilidad y posibilidad de tener un pequeño negocio hasta hace unos pocos años. La intervención que gozó este sector en el precio del aceite, junto con las políticas europeas de protección de gran parte del sector productivo de Andalucía han provocado que la continuidad del mismo se encuentre en serio peligro.

Algún día alguien tendrá que coger el toro por los cuernos, eliminar la gestión cooperativista en el aceite de oliva, comenzar a rentabilizar las explotaciones que puedan serlo y abandonar aquellas que no lo sean y comercializar fuertemente el aceite fuera de nuestras fronteras sin “problemas añadidos” que creen concursos de acreedores inexplicables.

Futuro negro para los pequeños productores desde luego, pero ellos solos se lo han buscado al no potenciar, gestionar e intentar rentabilizar al máximo sus explotaciones agrarias. Quizá, algún día, los olivareros andaluces abran los ojos y espabilen. Aunque quizá ese día es probable que sea muy tarde para revivir una actividad con un cáncer casi terminal si no se le pone remedio urgente.

Vía | Ideal
Imagen | calafellvalo
En El Blgo Salmón | El desplome en el consumo de aceite

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos