Compartir
Publicidad
Publicidad

Toda la banca funciona con el esquema Ponzi

Toda la banca funciona con el esquema Ponzi
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Alan Greenspan ha dicho que se requieren 750.000 millones de dólares adicionales para poder normalizar el sistema financiero y sacarlo de su letargo. Sorprenden las palabras de Greenspan, el otrora gurú y rey de las finanzas. Pero más sorprenden que estas palabras no llamen la suficiente atención. Parece ser que “Si Greenspan lo dice, es porque así debe ser”. Sin embargo, lo que Greenspan está reconociedo en forma tácita es que toda la banca de Estados Unidos seguía el esquema Ponzi.

El esquema Ponzi consiste en esta simple idea: dinero nuevo alimentando continuamente el rendimiento del dinero viejo. Si no se hubiese producido la actual crisis, que estalló en septiembre de 2007, Bernie Madoff estaría aún en libertad. Pero tras un año entero de caída sistemática del rendimiento de los activos, de caída en seco de los flujos, muchos de los inversionistas de Madoff quisieron retirar parte de su capital: 7.000 millones de dólares. Y Madoff no los tenía. Y tras quince meses de presión y ante la improbabilidad de que el escenario financiero mundial se revirtiera, estalló el escándalo, curiosamente denunciado por sus hijos y socios de la empresa, quienes declararon no saber nada de las operaciones.

Para que el lector comprenda por qué se dice que toda la banca estadounidense seguía el esquema Ponzi, hay que aclarar, en primer lugar, que los bancos centrales no son los que crean la cantidad de dinero, sólo crean lo que se llama dinero de alto poder expansivo (Mh). Los bancos comerciales son los que crean el dinero cuando lo prestan, y la amortizaciones y pagos de intereses por parte de los clientes retrolimentan el circuito financiero.

La cantidad de dinero que circula en la economía es igual al Mh (dinero de alto poder expansivo), dividido por la tasa de reservas (o encaje legal). Como esta tasa está en el denominador, a menor tasa, mayor es la cantidad de dinero. Si las reservas requeridas son del 20% (un quinto del depósito), los bancos multiplican por 5 veces el Mh; si son de un 10%, por 10 veces. Nótese que si las reservas requeridas son del 5%, los bancos comerciales multiplican por 20 veces la cantidad de dinero.

Consta que la banca estadounidense llegó a considerar reservas por apenas el 1% de los depósitos, multiplicando por 100 veces la cantidad de dinero. Citigroup y Bank of América fueron aún más lejos, al dejar apenas el 0,5% de reservas y multiplicar el dinero 200 veces, demostrando que los términos reservas requeridas o encaje legal eran plenamente vulnerables y con escaso poder de seguimiento, como lo demostró al absoluto desconocimiento de la Fed cuado se trató de dar a conocer las cifras involucradas.

En noviembre del 2007, Bernanke evaluó las pérdidas en 50.000 millones de dólares, cifra que fue modificando todos los meses. En agosto ya llegaba a los 950.000 millones de dólares y en septiembre cruzó el billón (o trillón en la jerga estadounidense). Hoy las pérdidas se estiman en 3,6 billones de dólares (o trillones). Y todo porque el esquema Ponzi estaba totalmente enraizado en la estructura financiera.

Más información | El esquema Ponzi de las finanzas globales, ¿Cómo funciona el sistema monetario?
Imagen |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos