Compartir
Publicidad
Publicidad

La hora de la bancarrota

La hora de la bancarrota
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Al parecer la riqueza se ha desvanecido como el agua entre los dedos. Si aún quedan dudas podemos revisar el reportaje de Tom Dyson en Daily Wealth (La riqueza diaria) que titula: ¿Está preparado para la quiebra más grande del mundo?. Si Usted pensaba que ya habíamos tocado fondo en las calamidades, por favor, acomódese en su asiento, y siga leyendo.

Dyson señala que Londres ha recibido un nuevo apodo: Reikiavik en el Támesis, pues aunque las magnitudes de la crisis que asola a The City no se acercan a las dimensiones del quiebre que hundió a Islandia, país que colapsó tras una deuda de 850 veces su PIB, y con gente que acapara alimentos y el dinero en efectivo que puede, según nos relata Michael Lewis en Vanity Fair , el hecho es seguido con preocupación por el gobierno de Gordon Brown.

La crisis financiera ha obligado a nacionalizar los más importantes bancos británicos dado que mal que mal constituyen el sistema nervioso de la economía. Pero el excesivo endeudamiento de estos bancos, que llega a los 4,4 billones de dólares, pone en peligro la estabilidad de todo el sistema. Este endeudamiento es más del doble de toda la economía del Reino Unido, que alcanza los 2,1 billones de dólares. En comparación, la deuda pública del Reino Unido es de 950.000 millones de dólares, un equivalente a 15.000 dólares per cápita.

A modo comparativo, el reloj de la deuda de los Estados Unidos, que crece segundo a segundo, esta alcanzando la cifra de 12 billones de dólares, algo así como 36.000 dolares per cápita. Los rescates bancarios amenazan con elevar aún más esta deuda, pero el gobiero de Obama se ha comprometido a frenar el déficit, para luego reducirlo.

Sin embargo, estas no son las deudas más grandes. El gobierno de Japón debe 7,8 billones de dólares, un equivalente a 157.000 dólares per cápita. ¿La razón? Desde que Japón comenzó su fuerte recesión (también producto de una burbuja inmobiliaria) a principios de los 90, bajó sus tasas de interés internas a cero solicitando crédito externo a tasas más altas lo que creó una agobiate carga de deuda.

Si comparamos las relaciones Deuda pública/PIB de estos tres países para comparar su relación de endeudamiento, el Reino Unido tiene una relación deuda pública/PIB de 48%, los EEUU del 70% y Japón de 187%. Este dato permite detectar el desastre en que se sumergió la economía japonesa en los últimos 20 años tras su burbuja inmobiliaria. El símil con la crisis que afecta a los EEUU permite una reflección frente a la inacción del gobierno nipón que demuestra que no bastó con bajar la tasa de interés a cero.

Durante casi tres décadas (y gracias los programas de McArthur y Edward Deming) Japón lideró el comercio internacional, basando exitosamente su economía en las exportraciones. Pero la crisis (que no ha necesitado ningún tipo de proteccionismo) ha reducido sus exportaciones un 50%, produciendo un notorio déficit comercial.

Japón fue durante años una nación conocida por su importante tasa de ahorro doméstico. En los años 80 alcanzó una tasa de ahorro cercana al 22%; en los 90 fue del 16%, pero ahora se ha derrumbado al 2%. Otro elemento a considerar es el envejecimiento de su población. Japón es el primer país en cruzar esa línea crítica de los fondos de pensiones, donde los que trabajan financian a los ya pensionados. Después de liderar el comercio mundial, y tras una crisis inmobiliaria, Japón está al borde de la bancarrota.

Más información | Daily Wealth
Imagen | LegalAssistance

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos