Compartir
Publicidad
Publicidad

Wall Street: estamos en problemas

Wall Street: estamos en problemas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Como esa locomotora de una película de Konchalovsky que corría sin frenos por la nieves siberianas, el frenético índice bursátil del Dow Jones no se dignó ni siquiera a hacer una pausa cuando cruzó la línea de los 7.000 puntos. Siguió raudo su descenso vertiginoso, como aquellos de los esquiadores en los alpes, que lo llevó a instalarse en los 6.840 puntos tras un encuentro con los 6.750. Ya no podemos decir que el Dow Jones esté en una montaña rusa. Cada caída de un banco o cada mala noticia que sale al descubierto hunde más al índice bursátil que vive su propia regresión en el tiempo: ayer llegó a abril de 1997!

Impulsado por la malas noticias de Berkshire Hathaway, la empresa de Warren Bufett que sigue acumulando pérdidas junto a la interminable caída de Citigroup y la aseguradora AIG, las bolsas mundiales volvieron a tener una jornada de pesadilla arrastradas por el índice neoyorkino. A su vez, el Reino Unido ha vivido su propio desplome con las pérdidas de HSBC Holding y planea esta semana realizar una flexibilización cuantitativa de dinero, esto es, tirar más plata en helicóptero, para contener la crisis, imprimiendo billetes tal cual lo hace al otro lado del Atlántico la Fed.


No tenemos claro hasta cuando durarán estos infartos de la economía mundial, que ya se han propagado a todo el planeta. Lo único cierto es que esta crisis está demostrando la ignorancia infinita de muchos economistas que han retrocedido a lo más oscuro de la macroeconomía, A Dark Age of macroeconomics, como la llama Paul Krugman en su artículo para The New York Times donde reseña “la gratuita ignorancia de muchos de nuestros economistas”. Es increíble, pero muchos de los más respetados académicos de la universidades no saben quien fue Keynes ni lo que realmente sostuvo en su teoría para evitar estos colapsos que enfrentamos hoy. Para qué decir si conocen a Piero Sraffa, Joan Robinson o Hyman Minsky. Como dice Krugman

“Estamos viviendo una era oscura de la macroeconomía. Recuerde que lo que define a la Edad Media no es el hecho de que fueran primitivos, la Edad de Bronce también eran primitivos. Pero lo que hizo oscura a la Edad Media fue perder y olvidar el conocimiento de los griegos y los romanos. Por eso llegaron los bárbaros”.

Esto es lo que ha ocurrido con la macroeconomía en los últimos 30 años: una barbarización brutal mundo, una caída en las garras de una fe oscurantista y ciega. Estamos en serios problemas.

Más información | Paul Krugman: A Dark Age of macroeconomics
Imagen | jsdart

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos