Compartir
Publicidad
Publicidad

Donde las dan, las toman

Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como dicen mis amigos pijos, vaya un disclaimer por delante. No soy vegetariano. Ha habido temporadas que lo he sido. Hoy por hoy sólo como alimentos de origen animal cuando lo hago fuera de casa (demasiado a menudo, a mi pesar), pero en casa jamas. No se trata de algo ético, al contrario de lo que decía Bernard Shaw lo hago por mi salud, no por la salud de los pollos. Aún así, he de reconocer que me cuestiono en ocasiones mi forma de alimentarme. Me puede el punto egoista, la satisfacción de las necesidades del yo: esa carne casi cruda, ese pescadito a la plancha, etc...

Creía conveniente exponer mi posicionamiento antes de entrar en el tema de este post. Y es como, una vez más, la publicidad clásica se ha visto superada. Como una empresa de toda la vida, Campofrío, no ha sido consciente de que las reglas de juego están cambiando. Se han olvidado de que, hoy por hoy, el hacer mofa de las convicciones de mucha gente puede tener una respuesta inmediata, propagada por la red de redes. Los consumidores ya no son esos sujetos individuales, pasivos, que tragaban anuncios sin otra posibilidad que apagar la tele. Ahora pueden contraatacar y exponer al mundo su visión sobre lo que la empresa y la publicidad venden.

Al igual que con el marketing judoka desencadenado por el anuncio de Dove, los creativos de Campofrío se lo han puesto muy fácil a los vegetarianos. La risilla de superioridad que destilaba el anuncio, un tanto perdonavidas con esos naifs ingenuos, debe habérseles congelado. Y si no, ved los vídeos que han rodado y colgado como respuesta a Campofrío aquellos a los que no ha hecho gracia la parodia. El que sea muy sensible que se abstenga, lo advierto, especialmente en el caso del primero:


Igualdad Animal responde a Campofrío from Igualdad Animal on Vimeo.

Tengo también mis interrogantes sobre estos videos, discrepancias de forma con el primero y de fondo con el segundo. Pero no son el lugar ni el momento. Se trata de demostrar, una vez más, que los modos de toda una generación de creativos se han muerto, han fenecido. Y que insistir en dicho modelo puede traer consecuencias indeseadas. Si Campofrío no se hubiese cachondeado de todo un colectivo, no se lo hubiese puesto tan fácil a éste para ir a por él. Goliath incapaz de apreciar el peligro de David.

Y ahora yendo al eslogan, ¿quién creéis que ha ganado más creyentes? Yo lo tengo claro.

Vía | Blogs Corporativos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos