Compartir
Publicidad

Constructoras, ¿muertas y resucitadas?

Constructoras, ¿muertas y resucitadas?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Me resulta curioso en análisis (bueno, en realidad es más que nada una descripción) que hacen en Cotizalia sobre la presunta resurección de los valores inmobiliarios en la bolsa. Efectivamente, la cotización de empresas como ACS, Ferrovial o Sacyr ha dibujado una evolución muy pronunciada en las últimas semanas, tanto hacia abajo a finales de agosto y principios de septiembre como hacia arriba en estas dos últimas semanas.

Lo que me hace gracia es cómo en su momento se vendieron esos descensos en la cotización como la "explosión de la burbuja inmobiliaria" y cómo ahora se vende esa recuperación como "ya ha pasado la crisis". Como dijeron los Gurús en su momento, eso es mezclar churras con merinas. La evolución de las cotizaciones tiene mucho más que ver con movimientos especulativos y con expectativas de ganancias en la compraventa de valores. Los fundamentales de estas empresas tienen poco que ver, para bien o para mal, con su precio en bolsa. Precisamente estas grandes empresas son las que mejor se han defendido de los riesgos de la actual coyuntura inmobiliaria: han diversificado su negocio tanto en el ámbito geográfico como en distintas áreas de negocio menos expuestas a las circunstancias. Las empresas que verdaderamente van a sufrir son las pequeñas, las que han basado todo su negocio en endeudarse hasta las cejas para levantar promociones en una zona, con la confianza de que "todo se vendía" y así pagar las deudas. Ésas, cuando han dejado de venderse sus promociones, se han visto incapaces de pagar sus deudas.

En definitiva: dejemos de ver la evolución de las grandes empresas inmobiliarias en bolsa como un "termómetro" de la crisis, porque nos estaremos equivocando.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos