Compartir
Publicidad

El Banco de España impone su ley

El Banco de España impone su ley
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El Banco de España, órgano dependiente donde los haya hasta ahora del Ministerio de Economía, parece que por fin va a tener una nota diferenciadora de las entidades públicas.

Los Bancos Centrales de cada uno de los países de la Zona Euro se explican como organizaciones independientes del propio Estado, de sus países, aunque en colaboración con el mismo, y que siguen unas políticas de regulación monetaria e inversionista; dichas regulaciones vienen precedidos por un órgano gestor supranacional y que todos conocemos, el Banco Central Europeo.

En España, y como comentaba en mi primera párrafo, creo que se ha demostrado durante los últimos años que tenemos uno de los bancos centrales de toda Europa menos independientes y más vigilantes de una correcta adecuación de sus medidas para estar a bien con el Estado. Craso error según mi opinión, un órgano independiente siempre es bueno para ser crítico y ayuda a mejorar.

Las primeras discordancias que podemos recordar llegaron hace pocos meses cuando el actual Gobernador del Banco de España avisaba de que si seguíamos con el actual sistema de Seguridad Social y gasto público era muy posible que nuestro plan de pensiones se fuera al garete.

Esta semana para meter más presión a la caldera se ha sabido que el Banco de España tendrá la potestad económica para forzar la fusión de Cajas de Ahorros en caso de que se encuentren en extrema gravedad financiera; como ya ocurrió con Caja Castilla La Mancha.

En el caso de que se produzca un nuevo rescate financiero sobre alguna entidad más el Banco de España posee potestad absoluta, por lo que una fusión obligada podría ser una solución prevista a medio plazo para varias cajas de ahorros que seguramente serán intervenidas, tal y como se viene rumoreando hace varios meses.

Hasta ahora esto era impensable, todas las Comunidades Autónomas tenían la potestad de vetar cualquier decisión que afectara al cierre, fusión o escisión de estas entidades. A la hora de matizar esta cuestión hay que decir que simplemente era un vacío legal, ya que no existía una regulación sobre el poder de estos entes públicos en caso de una intervención del Banco de España. Ahora está todo claro, las cajas ya no contarán con esa posibilidad de veto.

Era hora de que se regulase este tipo de vacío, pongamos un ejemplo claro: si no se hubiera regulado y la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha como administradora última de su de caja de ahorros no hubiera aceptado un cierre o escisión forzosa impulsada por su órgano gestor en la actualidad, haciendo uso del poder de veto, el Banco de España no podría haber reaccionado ejecutando dicha acción y probablemente se habría acabado en un contencioso de varias semanas discutiendo el valor del veto en ese especial caso.

Vía | expansion
En El Blog Salmón | Cajas de Ahorro
Imagen | viclic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos