Estadísticas que debes conocer antes de entrar en bolsa

Estadísticas que debes conocer antes de entrar en bolsa
3 comentarios

Los inversores que deseen inclinarse por la inversión en renta variable pueden perderse en un sinfin de datos e indicadores que reflejan el momento de mercado. Sin embargo, vamos a tratar de ampliar miras, y ofrecer los datos estadísticos del mercado bursátil a largo plazo para vislumbrar una idea más estructural de su realidad.

Lo primero que debemos saber es que, a largo plazo, no existe una alternativa de inversión más rentable que la renta varible. Si recogemos los datos históricos de la bolsa estadounidense desde 1800 hasta la actualidad y descontamos la inflación, tenemos los siguientes resultados:

  • Renta variable: 6,9%.

  • Renta fija: 3,6%.

  • Oro: 0,64% real.

  • Efectivo en dólares: -1.4% real (el peor activo a largo plazo por la erosión de la inflación).

Figure 1 Total Real Return Indexes

Como vemos existe una diferencia historica importante entre las rentabilidades aportadas por la renta variable y la renta fija derivadas de la prima de riesgo existente entre ambos instrumentos financieros que se cuantifica en 3,3 puntos porcentuales.

Y es que los bonos se caracterizan por el hecho de que los pagos finales están garantizados por el prestatario. Con estas inversiones, existe una fecha de vencimiento concreta, en la que se reembolsa el principal a los inversores, junto con los pagos de intereses vinculados a los tipos de interés que existía al inicio del préstamo.

Por lo tanto, si se quiere acceder a la propiedad de la empresa (acciones), ese mayor riesgo debe ser compensado a largo plazo en su rentabilidad y beneficiado directo del crecimiento empresarial.

Desde 1928 hasta hoy, hemos asistido a un total de 13 mercados bajistas. Un mercado bajista se define como un descenso del 20% o más desde el máximo del mercado anterior. La rentabilidad del mercado correspondiente es la que va del máximo al mínimo durante el ciclo. Estadísticamete, el mercado bajista se prolonga 22 meses y una caída del 42% desde su máximo hasta su mínimo.

Screenshot 20220605 224257 Adobe Acrobat

Por el contrario, los mercados alcistas tienden a extenderse durante 54 meses y aportan una rentabilidad del 166%. Aunque en este caso nos encontramos dos periodos que rompen las métricas: el iniciado en 1990 hasta 2000 sumó una rentabilidad acumulada del 419% y el surgido tras la Gran Crisis (marzo de 2009) hasta la crisis COVID-19 (febrero 2020) con una rentabilidad del 401%.

Los inversores tienden a acobardarse en las caídas del mercado y los años en rojo. No obstante, la estadística de los últimos 40 años nos aporta rentabilidades positivas en 30 años. Y para tener una referencia de las correcciones de mercado, la media se encuentra en retrocesos del 13,9%.

Screenshot 20220605 232511 Adobe Acrobat

Si entramos en el terreno de las valoraciones de los ratios más relevantes, históricamente la relación Precio-Beneficios por acción (PER) ha promediado 15,97 veces, la relación Precio-Valor Contable (P/B) ha sido de 2,94 veces y la rentabilidad por dividendo se ha ubicado en 4,28%.

Temas
Inicio