Compartir
Publicidad

Limitación a las comisiones por cobro con tarjetas que puede quedarse en el tintero para las pymes

Limitación a las comisiones por cobro con tarjetas que puede quedarse en el tintero para las pymes
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Consejo de Ministros de la pasada semana presentó dentro de las medidas dinamizadoras para la Economía, la transposición de una nueva normativa europea que limita el porcentaje de comisión que pueden aplicar las redes de servicios de medios pago sobre tarjetas.

Esta limitación va a fijar como límites máximos de comisión de cobro por tarjeta entre el 0,2% y el 0,3% del total pagado con la tarjeta, en función de que sea débito o crédito. Esta comisión que se limita es la comisión por operación pero al menos en el Consejo de Ministros de ayer, no se habló de las comisiones que actualmente cobran las entidades financieras por los propios TPVs. Una empresa que cuente con el servicio de cobro con tarjeta, tiene dos tipos de comisiones diferentes. Una, por el propio software o terminal que tenga para los cobros con tarjeta; TPVs físicos o TPVs online y por otra parte, la comisión de cada operación. En las pymes, las comisiones que mayor peso tienen son normalmente la primera, puesto que esta comisión está vinculada al propio volumen de operaciones que se pasen por el TPV.

Por ejemplo, varias entidades financieras están cobrando comisiones entre 30 y 50 euros mensuales a las empresas que tienen TPVs si los volúmenes de cobro con tarjeta al 1% no llegan a un mínimo (entre 3.000 y 5.000 euros mensuales de cobros en el TPV).

Lógicamente, grandes superficies o empresas que tengan un volumen importante de ventas, pueden ver cómo la comisión por el propio TPV desaparece y se negocia muy a la baja la comisión de cobro por operación (0,2% // 0,3% son porcentajes habituales para estas empresas). Por contra, los pequeños, tienen capacidad de negociación 0 y las comisiones que pagan por el cobro con el TPV puede llegar al 1,5% y aparte la propia comisión del TPV.

Esto genera el rechazo automático al cobro con tarjeta en el pequeño comercio o en aquellos casos que directamente no pueden o quieren intentar una negociación más férrea.

Una vez entre en vigor esta limitación en las comisiones por cobro, faltará por ver si se limitan también las comisiones de servicio de los TPVs porque si no se realiza, el TPV seguirá siendo una venta con menor margen que el cobro al contado para la mayoría de pymes. Veremos en qué queda la norma cuando se apruebe.

En El Blog Salmón | En España somos reacios a pagar con tarjeta; el caso de McDonalds y sus Easy Orders
Imagen | European Parliament Technology - DG ITEC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio