Compartir
Publicidad
Publicidad

Salvando al euro "cueste lo que cueste": el plan de los 750 mil millones de euros

Salvando al euro "cueste lo que cueste": el plan de los 750 mil millones de euros
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Los 750 mil millones de euros acordados por el Banco Central Europeo para hacer frente a la crisis de la deuda soberana, trajeron el esperado alivio a los mercados y provocaron un rebote en todas las bolsas del mundo. Con la medida, la UE lanzó un mensaje fuerte y claro de que defenderá al euro cueste lo que cueste. El plan incluye 60.000 millones de euros según el artículo 122, 440.000 millones de euros adicionales para crear un SPV en donde participarán todos los integrantes de la UE, mientras el FMI agregará 220.000 millones de euros a su aporte inicial de 30.000 millones de euros.

Con esta medida la Unión Europea se la juega por controlar el pavor vivido en las bolsas durante el último tiempo, apelando a la misma receta de Washington cuando en octubre de 2008 propuso el plan de rescate por 787.000 millones de dólares. El paquete europeo, en todo caso, es mayor: llega a los 970.000 millones de dólares. Se busca salvar al euro con una nueva montaña de euros. Un esquema ponzi planificado por la dirigencia del BCE que apuesta a la idea de ganar tiempo mientras se aminora el pánico de la crisis.

La propuesta de la UE no deja de ser arriesgada. Dar al paciente más del mismo veneno, sin otras terapias alternativas, puede ser fatal. En Estados Unidos, muchos economistas ya firman la rendición de la UE, y el sometimiento a la esclavitud de la deuda. Porque en el fondo de eso se trata: el Banco Central Europeo pasará a ser el prestamista de última instancia de los gobiernos y podrá comprar todos los papeles de deuda soberana, sean de Grecia, Portugal, España o Italia. Con esto se termina la pesadilla de los intermediarios y se les pone un freno a los especuladores.

El plan es bastante ambicioso y marca un nivel de intervención sin precedentes. Es casi como cuando China fijó la paridad yuan-dólar para sacar a los especuladores del sistema. Si ahora especula el Banco Central Europeo, se instalará al mismo nivel de la Fed, que también especula con el dólar. Si el Banco Central Europeo recurre a la imprenta para salir de los problemas, ¿quien reclama a Washington por tener inundado el mundo con dólares? Otro aspecto relevante y al cual no se le suele tomar el peso es la comparación de las deudas. Como ilustré en este post, la deuda estadounidense es mucho mayor. Y ese es el verdadero gran problema.

El BCE ha dado al fin un golpe de timón fuertemente intervencionista, porque ante problemas globales se requieren respuestas globales, señales que provoquen un impacto y aquieten la ferocidad de los mercados. Hasta el momento, las medidas de impacto venían de Washington, y por algo Estados Unidos se recuperó antes que Europa de la crisis, pese a que Estados Unidos es el origen del desorden y del ruido financiero. Hasta el momento, y a dos años del estallido de la crisis, la UE ha carecido de fuerza y convicción para iniciar un contraataque; se ha ido en débiles medidas y burocráticas reuniones. Esta vez ha mostrado su garra. Pero cuidado, si no se aplican paralelamente medidas productivas y fiscales que den impulso a la economía y reduzcan el desempleo, todo esto puede ser una trampa mortal. Hay calma en los mercados. Pero solo estamos en el entre-acto.

En El Blog Salmón | El IBEX35 se dispara por el fondo de estabilización de la UE, Europa en horas cruciales: ¿logrará superar la tormenta?
Imagen | rjek

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos