Compartir
Publicidad
Publicidad

Tampoco se trata de huir de la bolsa

Tampoco se trata de huir de la bolsa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente me he aficionado aún más a los audiolibros y los podcasts. Tienen la ventaja de poder ir aprendiendo en el metro, en el gimnasio, de paseo, mientras hago las tareas de la casa... Una de mis últimas adquisiciones ha sido una serie de lecturas o ponencias de 45 minutos sobre economía editadas por The Teaching Company que la verdad es que no están nada mal. Repasan los fundamentos y rudimentos de la economía, desde el funcionamiento de los mecanismos de oferta y demanda hasta la inflación, pasando por los mercados de bienes y servicios, la innovación, la desigualdad y la pobreza... Muy recomendable.

El caso es que una de las lecturas va precisamente sobre los mercados financieros, y el contenido de la misma viene muy al caso de lo que está ocurriendo estos días en bolsa y la pregunta que se hacen muchos sobre si es un buen momento para entrar, para salir o para no hacer nada. Pues bien: tal como defiende Timothy Taylor, de la universidad de Stanford, el mercado de valores es un juego a largo plazo. A muy largo plazo. El day trading puede se divertido y eventualmente se puede pegar algún pelotazo, pero no deja de ser lo que se conoce como jugar a la bolsa. Para invertir en bolsa uno debe confiar en el hecho de que, prácticamente en los últimos cien años, y si medimos en periodos de diez a veinte años, la bolsa ha subido a una tasa media sostenida de entre un ocho y un quince por ciento dependiendo del periodo (más o menos, no me hagáis buscar las cifras exactas). Sí, hay momentos en los que se pega un batacazo, pero tal como dice el autor, incluso los que compraron acciones en 1928 justo antes del crack, si lo hicieron de forma suficientemente diversificada, habrían ganado dinero si las hubieran mantenido consigo durante los siguientes veinte o treinta años.

Y la clave es precisamente esa: diversificar. Invertir en bolsa a largo plazo es una cuestión de estadística, por lo que comprar un solo valor (o sector), o confiar en un solo y minúsculo periodo no dejan de ser apuestas. E invertir en bolsa a largo plazo no es una apuesta. Por eso, considera el autor, no merece la pena acudir a supuestos "expertos" en busca de los valores "pelotazo". El que un determinado experto haya acertado muchas veces en el pasado no dice nada respecto a su capacidad de acertar en el futuro, o dicho de otra forma: que hayas sacado diez veces cara no quiere decir en absoluto que la siguiente vez que tires no vaya a salir cruz. De hecho, si tiramos un número suficientemente alto de veces lo único que podemos asegurar es que aproximadamente el 50% de las tiradas serán cara, con muy poco margen de error. Pero no podemos predecir la siguiente tirada (si no es con información privilegiada, claro).

Efectivamente, las bolsas han pegado un batacazo importante, pero ya ha comenzado la recuperación y no dudo que a largo plazo se volverán a alcanzar e incluso superar las cotas superiores. ¿Qué ha ocurrido entonces? Bueno, de nuevo la estadística vuelve a funcionar: si hemos dicho que la tasa de crecimiento normal estaría entorno a un 10 o 15%, tras una temporada de subidas superiores a esa tasa toca un reajuste para que, en media, se mantenga la tasa.

Así que tranquilidad en las masas respecto a la bolsa. Si teníais inversiones que se han devaluado, lo peor que podéis hacer ahora mismo es retiraros. Lo que habéis perdido en realidad es liquidez (posibilidad de retirar el dinero manteniendo las ganancias o, al menos, no perdiendo el principal), ya que tendréis que mantener el dinero una temporada hasta que se recuperen los valores. Pero en fin, ya me estoy metiendo donde no me llaman. Allá cada uno.

En El Blog Salmón | La bolsa se derrumba, La bolsa es impredecible Más información | Revolution and evolution in twentieth century macro-economics, Warren Buffet interview on stock market

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos