Compartir
Publicidad

Comentarios al Manifiesto neonacionalsindicalista (II) [por IC]

Comentarios al Manifiesto neonacionalsindicalista (II) [por IC]
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos para bingo, perdón, continuamos con los comentarios al Manifiesto Neonacionalsindicalista a los que dimos comienzo la semana pasada con un post introductorio. Y lo hacemos siguiendo el orden argumentativo del propio escrito, que a la pregunta de que por qué reciben financiación pública responden que por su papel constitucional, citando los artículos 7, 129.1 y 131.2 de la Constitución. Esa es la causa que justifica que se financie con dinero público el entramado sindical. Y como conclusión terminan con un yo me lo guiso yo me lo como.


Del reconocimiento de las organizaciones sindicales y su papel establecido constitucionalmente se desprenden amplias tareas de representación y de acción sindical, que no sólo se dirigen hacia las personas afiliadas a las mismas sino que tienen una eficacia y alcance general.

Luego cuando algunos cuestionan nuestra función lo que están cuestionando es el papel que la propia Constitución nos otorga, y con ello la libertad sindical y nuestra capacidad de representación.

Vayamos por partes, que el asunto tiene enjundia:

  • Cuando se critica a un político enseguida corre a refugiarse en la bandera, en la clase social, en su identidad sexual o en su condición de aficionado futbolístico. Pues aquí me suena un poco a más de lo mismo. Lo que un servidor critica, y lo que creo que muchos más hacen, no es tanto la existencia de los sindicatos como el funcionamiento de los mismos. Pero los sindicatos ni siquiera quieren entrar en ese debate, no admiten ser objeto de crítica. Quizás prefieran ver como cada vez más se desligan de aquellos a los que dicen representar (ya volveremos, ya). Por tanto, y como primera conclusión la crítica es a como se financian, a como ejercen su labor, etc. Si ya ni siquiera son capaces de plantearse una reflexión al respecto como para profundizar más allá y ponerse a hablar de su papel en el siglo XXI.
  • En estos tiempos de euforia futbolística patria casi que para este manifiesto podrían entonar un yo soy constitucional, constitucional,...todo ello en medio de un fragor de vuvuzelas. El efecto final sería el mismo. Soy una institución reconocida en la Constitución y aquí se acabo lo que se daba, punto en boca. Pues no. El que se refleje tu papel en al Constitución no quiere decir que lo tengamos que pagar todos a escote. No hay más que recordar como más de un político con carné sindical esta impulsando el que se retire la respiración asistida financiera a la Iglesia Católica, lo que me parece estupenda. Podríamos hablar también de la magra o nula financiación pública de otras confesiones religiosas, por mucho que figuren en dicho art. 16 o del muy variable marco financiero del que gozan las asociaciones en el art. 22. En todo caso, la Constitución no reconoce ningún derecho financiero a dichas organizaciones. No hay más que leerse el art. 28.1 se describe lo que es la libertad sindical. Cosa bien distinta es que en connivencia con los partidos políticos, las organizaciones sindicales y empresariales, se hayan aferrado a la fuente de la financiación pública.
  • Resulta curioso ese fervor constitucional de los sindicatos. Resulta curioso cuando olvidan partes esenciales del texto constitucional que les atañen directamente. Como por ejemplo cuando afirma nuestra Carta Magna que los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios. No se si hace falta decir que el concepto de intereses propios ha sido convenientemente dado de si por los gestores sindicales (hay ejemplos recientes y variados en la prensa). Los sindicatos se han convertido en organizaciones de carácter político (si alguna vez no lo fueron) que practican un doble juego abusando del efecto frontera entre el marco sindical y el marco político. Cabe cuestionarse que uso están haciendo de los fondos públicos si, como ellos dicen, los reciben en cumplimiento de una función constitucional que una y otra vez sobrepasan. Y, como herramienta fundamental de .este juego, tenemos el hecho de que obvien la necesidad de otro mandato constitucional, como es el desarrollo de una ley de huelga, art. 28.2. ¿Como pueden recibir un dinero por una función constitucional, según sostiene, y a la vez negarse a que se regule su campo de juego tal y como el propio texto que invocan exige?
  • Según señalan en el punto número 2 de su Manifiesto reciben ese dinero para defender los intereses de todos, independientemente de que estén o no afiliados. Dicha afirmación esta llena de matices. Como todos sabemos es evidente que no defienden igual a un afiliado que a un no afiliado, no creo que haga falta explicarlo. Su justificación más bien entronca con el principio de representación que se expone en dicho párrafo, articulado en relación con el funcionamiento de la negociación colectiva en España. el problema estriba en que ese principio de representación es muy poco representativo, máxime en un país de micropymes como este. O lo que es lo mismo, dado el sistema legal existente buen parte de los trabajadores de las pequeñas empresas no son ciertamente representados (los que sepan como funcionan las elecciones sindicales saben bien de lo que hablo). Y, desde luego, los desempleados tampoco creo que se encuentren representados. Son los interese, en general, de los trabajadores de las grandes empresas los que priman en la gestión sindical, por este motivo y otros muchos que son largos de explicar. ¿De que representación me hablan?, ¿como pueden llegar a acuerdos de eficacia general con dicho gap de representatividad en múltiples sectores?

PD: Os ruego que en los comentarios os ciñáis a los aspectos comentados en el post, para evitar pisar temas a tratar en los posts futuros. Por tanto, aquí toca a hablar de Constitución, ámbito de actuación sindical, ley de huelga y representatividad, a mi modesto entender.

Más información | Constitución Española
En El Blog Salmón | ¿Hasta cuándo vamos a estar sin una Ley de Huelga?
Imagen | luistxo eta marije

Avatar de IC

IC ha sido colaborador habitual en El Blog Salmón y ahora escribe una

columna semanal donde muestra su punto de vista de los asuntos económicos

más relevantes.


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio