Compartir
Publicidad
Publicidad

La Seguridad Social no tiene una carta para ti

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nuestros políticos son gente ocupada. Les es difícil encontrar el momento adecuado al pasarse el día trabajando para nosotros. Así, los hay como el honorable Pujol que no encuentran el momento para regularizar su situación fiscal. Y otros, como Tomás Burgos y Fátima Bañez, no acaban de saber cuándo informarnos sobre nuestras futuras pensiones públicas. Vamos que, en definitiva, la Seguridad Social no tiene una carta para ti.

En abril del 2014 Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social, confirmaba que antes de finales de 2014 los mayores de 50 años, afiliados o perceptores de desempleo, que hubiesen cotizado más de 15 años, iban a ser informados por carta sobre su futura jubilación por el sistema público (importes de pensión, fechas previstas, etc...). A partir del 2015 este colectivo se ampliaría a los mayores de 40, y en el 2016 cualquiera con más de 5 años de cotización sería puntualmente informado de sus perspectivas respecto a la pensión pública.

Pues todo eso ha quedado en nada, en absolutamente nada. Al final el Gobierno ha optado por no mandar esas comunicaciones. Parece ser que hay quien opina, dentro del Gobierno, que quizás no sea bueno concretar por escrito las prestaciones a las que un mayor de 50 años puede aspirar en su jubilación, conforme a la legislación vigente a día de hoy. Y no me extraña.

No me extraña ya que es posible que al cotizante le de por contrastar ese magro proyecto de pensión con el nuevo modelo de nomina. Esa nómina en la que va a figurar no sólo lo que él aporta al sistema, también lo que aporta la empresa en su nombre. Seguramente entonces, comparando ambas magnitudes, lo que va a recibir en teoría y lo que esta aportando, directa o indirectamente, se puede agarrar un cabreo de efectos insospechados en lo electoral,

Lo mejor mejor seguir con el consenso de la viabilidad del sistema público, introduciendo reformas del tipo este-sistema-muerto-esta-muy-vivo, cuando la realidad es que en apenas dos años nos hemos comido una tercera parte del fondo de reserva (sin contar con asaltos a otros fondos), fondo que además esta materializado, esencialmente, en deuda pública española.

En cualquier caso la carta de marras da igual, ya que resulta evidente a todas luces que, salvo los jubilados inminentes, para el resto su pensión va a tener poco o nada que ver con lo que actualmente este vigente. Los que quieran, de todos modos , jugar a las proyecciones, pueden hacer uso del portar de Tu Seguridad Social, mediante el DNI electrónico, el certificado digital o la clave facilitada por la propia Seguridad Social.

PD: Este tipo de ocultismo en los datos, de no afrontar la realidad, de seguir defendiendo la viabilidad de este sistema público de reparto, debe ser parte de esa conspiración a favor de los planes privados de pensiones que algunos denuncian, al igual que la reducción sustancial en los limites de aportaciones o abrir la posibilidad de embargarlos. Aunque nadie sepa explicarme cómo, fijo que es una conspiración a favor de los mismos.

En El Blog Salmón | Tras acabar con el sistema público de pensiones ahora van a por el privado (I), Tras acabar con el sistema público de pensiones ahora van a por el privado (y II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos