Compartir
Publicidad

Google Bank y la geolocalización

Google Bank y la geolocalización
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Citarse es un tanto feo, pero como uno carece de estilo y de modales, os remito al post ¿Preparado para que Google Bank sea tu banco?, de mayo de este mismo año, ya que éste que tenéis a la vista puede entenderse como un complemento del mismo, al tocarse un tema como el de un hipotético Google Bank y la geolocalización.

En el post citado hay un apartado llamado Google y el precog banking, una suerte de homenaje a Minority Report y a Philip K. Dick. En el analizaba las ventajas competitivas que Google tendría si se convirtiese en un banco, a través de todo la información que reúne de y sobre sus usuarios mediante las búsquedas de los mismos, las cuentas de gmail, su historial de navegación en la Red. Pero Google va más allá.

¿Qué es la geolocalización?

Ponerme a explicar en el 2014 qué es la geolocalización a lectores que seguramente sepan mucho más de la misma que yo me da un poco de vergüenza, pero siempre hay algún despistado. Digamos, para esa minoría, que la geolocalización viene a ser la posibilidad ubicar en el tiempo y en espacio un dispositivo electrónico (un pc, una tablet, un móvil, etc..).

Si, estoy hablando de Foursquare, de ubicar nuestras fotos, de esas apps para ligar, etc. Todo eso es geolocalización. Pero lo que la gente olvida es que esa técnica no funciona únicamente con esas apps o cuando le damos al disparador de la cámara. Funciona permanentemente, nos ubica y nos traza permanentemente gracias aun constantemente estamos enviando y recibiendo información automatizada desde nuestro dispositivo.

Es así como funcionan servicios como Google Now, ese asistente personal de Android tan simpático, capaz de ofrecerte información personalizada y de trabajarla, determinando a través de tus desplazamientos diarios tu residencia habitual, tu lugar de trabajo, dónde aparcas el coche, etc. Os recomiendo la lectura de este post de Enrique Dans respecto a este desarrollo de lo que antes fue un simple buscador.

Aquí un usuario, aquí sus desplazamientos día a día

Toda esa información que usa Google Now respecto a nuestra ubicación y desplazamientos esta registrada y es accesible para nosotros, aunque es posible que no lo supieses. En este post de Xataka nos recuerdan que podemos consultarla en el Historial de nuestra cuenta de Google, en el apartado Lugares en los que has estado, donde queda reflejado dónde estabas y a qué hora. ¿A qué mola? Util para que Enrique encuentre una explicación a esa foto, para que puedas hacer tu liquidación de gastos, pero, ¿para qué dice usarlo Google? En sus propias palabras.

El Historial de Ubicaciones de Google guarda tu ubicación para proporcionarte ventajas como las búsquedas en mapas mejoradas y la información de desplazamientos personalizada.

Claro, pero también como nos recuerdan en el artículo de Xataka se puede usar para otros fines:

Por ejemplo, si estás navegando y ves que en cierta tienda tienen un "Día sin IVA", puedes decidir acercarte directamente a dicho establecimiento sin pasar en ningún momento por el enlace del banner. Lo que hace Google es ver cuánta gente a la que ha mostrado el anuncio visita, durante los 30 días siguientes, la tienda en cuestión. De momento, eso sí, sólo funciona en Estados Unidos.

De esta manera mide la efectividad de la publicidad que muestra más allá del típico CTR, del pago por click. Es decir, para poder vender más y mejor sus servicios publicitarios (recordemos esa afirmación clásica de que cuando no pagas por un producto el producto eres tú)

Por supuesto, Google permite que deshabilitemos o borremos esos esos seguimientos, esa trazabilidad que llevamos pegada al culo, faltaba más, pero ya volveremos sobre este asunto.

¿Y cómo puede usar un banco el historial de geolocalización de sus clientes?

Como sé que los lectores de El Blog Salmón sois gente inteligente no va hacer falta que os de muchas pistas de qué ventajas ofrecería a Google Bank la geolocalización de sus clientes, pero habida cuenta de que os estáis preparando para Nochebuena no os voy a haceros comer la cabeza en exceso y daré varias sugerencias.

Ya hemos visto como la geolocalización permite determinar patrones de desplazamiento habituales, localizando así nuestros domicilios o nuestro lugar de trabajo. Así que un primera utilidad de estos sistemas es validar toda aquella información que le proporcionamos a nuestra entidad financiera para, por ejemplo, solicitar un crédito o una tarjeta. Si el sistema detecta incongruencias entre lo que manifestamos, lo que aportamos documentalmente y lo que el geolocaliza se encendería un piloto rojo.

Pero, a sensu contrario, también puede servir para que averigüe cosas que no le decimos. Por ejemplo, si todos los dñias nos desplazamos hasta un sucursal del Santander o del BBVA, o a sus servicios centrales, y le pedimos precio para un depósito a plazo fijo, Google Bank puede llegar a pensar que que es una seudocompra, una manera de sacar información (o un empleado que hasta el moño de su banco, pero esa es otra historia). Es más, puede incluso saber en que bancos de la competencia tenemos cuentas o a quienes estamos consultando otras ofertas antes de decantarnos por un préstamo hipotecario.

¿Algo más morboso? Pues por ejemplo puede saber que solemos llegar tarde a casa ya que pasamos bastante tiempo en ese simpático club con luces rojas y practicando lenguas eslavas, o que nos gusta la numerología española, también conocida como Bingo, o que nos movemos por lugares donde es habitual la compra de determinadas sustancias.

¿Asustados? Pues pensemos que todo eso es sólo con nuestra ubicación, pero que también se puede procesar conjuntamente con la ubicación de otras personas o cosas (sí, el famoso internet de las cosas). Mira que decirle a Google Bank que no tienes pareja habitual y detectar que no parece que le estés diciendo la verdad (chico malo, que firme como cotitular). O quizás el sistema detecta una tercera señal de móvil intrusa que puede acabar con la estabilidad dd esa pareja (chico aún más malo, nada de concesión de nuevos préstamos).

Ahora todo eso lo trufamos con la información que comentaba en aquel articulo de mayo sobre busquedas, mail y e historial de navegación y os podéis hacer una idea de lo que Google bank puede hacer por ti. Bueno, por ti y por él.

Por supuesto, siempre podremos deshabilitar estos sistemas, aunque sospecho que si Google Bank fuese una realidad, en Google Bank te dirían algo así como:

El Historial de Ubicaciones que emplea Google Bank guarda tu ubicación para proporcionarte ventajas como mejores condiciones financieras y una oferta personalizada.

Y ahora sí, felices fiestas.

Más información | Gigaom.com, Xataka android

En El Blog Salmón | Los wearables harán que el control empresarial a través del móvil parezca una broma, Mapfre y la aplicación del GPS a los seguros de automóvil para jovenes, Doce opciones innovadoras en medios de pago

Imagen | SEOPlanter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio
El futuro del trabajo

Ver más artículos