Compartir
Publicidad
Publicidad

El Banquero de Mugabe ha hablado

El Banquero de Mugabe ha hablado
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existe un país donde se ha emiten billetes con un valor nominal cien mil millones de sus unidades monetarias. Hay una nación en la tierra cuyos datos de inflación en tantos por ciento se cuentan por cientos de miles. Hablo de un Estado que fue en su origen uno de lo más prósperos de África, y que hoy agoniza entre el cólera, la falta de inversión extranjera, el hambre y la tiranía de una cleptocracia. Si, lo has adivinado Zimbabwe, el feudo de Robert Mugabe. Pues bien, el Banquero de Mugabe, su mano derecha, ha hablado para Newsweek. Y lo que cuenta Gideon Gono, que así se llama, resulta de lo más instructivo.

No me refiero a ese complejo mesiánico que destila la entrevista (era un hombre pobre y ahora soy rico). Tampoco a la típica excusade echar la culpa de los males a los occidentales, a las sanciones, etc. Ni siquiera a la falta de la mínima autocrítica por el modo en que su gang ha expulsado a la inversión extranjera. Todo eso esta en la entrevista y es el típico rollo de l tirano intervencionista que no tiene la suerte de contar con petroleo o similares. Pero a mi me ocurre al igual a que a A. Esplugas, en cuyo blog me he puesto al tanto de la entrevista. Hay un pasaje especialmente esclarecedor. Y estremecedor.


NW: Sus críticos culpabilizan a sus políticas monetarias de los problemas económicos de Zimbabwe.

GO: He sido condenado por los economistas tradicionales que decían que la emisión de moneda era la responsable de la inflación. Me vi obligado a imprimir moneda, asumiendo la necesidad de que existiese esta inflación, para asegurar la supervivencia de mi pueblo. Me encontré a mi mismo haciendo cosas extraordinarias que no estaban en los manuales. Entonces el Fondo Monetario Internacional le solicitó a los Estados Unidos que hiciese el favor de emitir más moneda. Ahí comencé a ver como todo el mundo empezaba a poner en práctica aquello que habían dicho que no debiera hacerse. Decidi que Dios estaba de mi parte y que tenía que reivindicarme.

Le podíamos decir al Sr. Gono que no ha salvado a su pueblo, que únicamente lo ha metido en un agujero colosal. Claro que a quien pretendía salvar no era a ellos. Su afán estaba más por la labor de proteger los intereses de la camarilla que dirige esa pobre tierra. También estaría bien recordarle que,independientemente de lo que otros hagan, su caso es el más vivo ejemplo de a donde nos lleva el darle compulsivamente a la manivela de la imprenta de los Bancos Centrales. El periodista es sumamente respetuoso con semejantes dislates.

Sin embargo, hemos de reconocer que precisamente por lo expuesto, Gono pone el dedo en la llaga. El pánico de muchos países occidentales, de los propios EEUU, de instituciones como el FMI, ha llegado a tal punto que toman decisiones propias de un Gobierno como el de Zimbabwe, de un cacique como Godon. Es cierto que los medios de los que disponen las economía de estos países son enormemente superiores a los de la nación africana, pero también es posible que no superemos la prueba.

Y es que Dios no esta detras de Gono. Ni de Paulson.

Vía>Albert Esplugas>Newsweek
Más información|Cooperativa
En El Blog Salmón|Hiperinflación, Hiperinflación en Zimbabue
Imagen|Peat Bakke

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos