Compartir
Publicidad

Cambia el epicentro del automóvil norteamericano

Cambia el epicentro del automóvil norteamericano
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Históricamente la ciudad estadounidense de Detroit (Michigan) ha sido el referente de la industria norteamericana del motor, acaparando la mayor parte de las fábricas, la inversión, los trabajadores del sector, y una de las exposiciones más impresionantes de cuantas se conocen. El pasado año, este sueño histórico se truncó con los devastadores efectos que la crisis económica tuvo sobre el sector de la automoción, convirtiéndose en el Estado con la tercera peor tasa de paro del país con un 14%. Por todo ello, el sector del automóvil en los Estados Unidos se está replegando sobre sí mismo, en búsqueda de una mayor cercanía a los centros de invención tecnológica, y sobretodo, una mayor cercanía hacia los estratos de población con mayor poder adquisitivo.

Como no podría ser de otra forma, este guiño tiene por nombre California. Una ciudad del pacífico americano que aglutina a la tecnología (Silicon Valley), posee una mayor riqueza, y se erige como un escaparate más idóneo para atraer al comprador y al curioso, tal y como se ha venido demostrando con el número de visitantes que acaparan sus últimas ediciones de su salón del motor, que ha superado al millón de vistantes, frente a los nada despreciables 715.000 de Detroit. Para que se puedan hacer una idea, en la edición de este año, en el salón de Detroit se mostraron 13 modelos nuevos frente al medio centenar que se mostraron en California.

Esta 'nueva localización' del sector del automóvil se ha producido básicamente por dos motivos:

  • Por un lado la grave situación por la que atraviesan sus tres 'gigantes' de referencia. Con Chrysler ultimando su venta, y con General y Ford que no terminan de levantar cabeza tras la caída de márgenes y de ventas desde los inicios de la crisis

  • Por otro lado las grandes necesidades de cambio que sobrevuelan al sector con la reconversión de los modelos dependientes del oro negro como telón de fondo, y su evolución a los que empleen energías menos contaminantes

Estos dos grandes factores se han convertido en una gran losa que ha dificultado la salida de la crisis de la 'gran ciudad del automóvil'. Esta nueva 'localización empresarial' obedece a varios factores, por un lado la inversión en un sector en crisis que ha elegido California como su nuevo motor, un entorno dinámico en el que se mueve el sector de la automoción, al igual que otros sectores, que le lleva a aprovechar las sinergias de otras industrias como la tecnológica, y finalmente la evolución de un mercado cada vez más polarizado, como consecuencia de la concentración no solamente de los centros de producción, sino de los potenciales compradores localizados en las zonas más dinámicas.

Vía | Diario Negocio En El Blog Salmón | La burbuja del crédito global y sus consecuencias Imagen | mikebaird

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos